Sol Castro conquistó el BMW Dallas Marathon

Zacatecas, Zac.- El mundo del deporte está lleno de hazañas, esas que luego de vivirlas, son escritas para contarlas, así como lo hizo la zacatecana Solyenetzitl Selene Yanet Castro Aguilar, ganadora de la edición 50 del BMW Dallas Marathon Festival.

Tras preparase durante mucho tiempo, semanas, meses y años pudierea decirse desde que llegó su tiempo de completar su primer maratón, a la zacatecana le llegó su tiempo este domingo 12 de diciembre, tal como ella misma lo dijo conquistó los 42.195 kilómetros de la rama femenil sin tener en mente ganar, pues a metros de terminar el extenuante recorrido, sólo esperaba terminar y abrazar a su familia. Su crono fue 2’52″20.

Inclusive, el diario “The Dallas Morning News” lo destacó en su circulación impresa y digital de este lunes.

“Lo único que pensaba era cruzar la meta, ese era mi objetivo, terminarlo bien y con buen tiempo, hacerlo por debajo de las 3 horas y vivir el momento de cruzar la meta con mi familia”, aseguró Castro Aguilar.

Tal como lo relató la hoy histórica integrante del club Zatopek de atletismo que encabeza Ramón Díaz, hace 3 años quiso hacer su debut oficial de la prueba en el maraton de Guadalajara, pero una lesión se lo impidió, pero como la vida siempre da revanchas, Sol y Sol regresó más fuerte, con todo el apoyo de sus familiares, amigos y compañeros.

“Ha válido la pena todo el esfuerzo a pesar de que gente te cuestione por qué correr. Quiero seguir sintiendo la sensación de libertad cada que corro, saber que tengo una familia maravillosa que me apoya. Vengo de una familia deportista, y aunque su deporte es el fútbol, soy la única mujer de 4 hermanos; gracias a ellos es que tengo esta pasión por el deporte”.

Sin embargo, el Maratón de Dallas no estuvo exento de dolor y sufrimiento, pues al sufrir de una contractura que le molestó prácticamente los 42 kilómetros, el trayecto se convirtió en un desafío físico y mental.

“Puedo decir que 41 kilómetros me estuvo acompañando, y la sufrí, pero lo único que pensaba era que tenía que cumplir con mi sueño, era una espinita clavada desde hace 3 años”, indicó.

Y a pesar de los dolores físicos, la maratonista solo se enfocó en el cierre de competencia, sin importarle en qué posición terminara.

“Iba en tercero, y sobre el kilómetro 40, tomé la delantera sin saber en qué lugar iba, hasta que veo a lo lejos que estaba el listón de que era primer lugar, y eso me dio mucho más fuerza para cerrar con todo”, detalló.

Para Sol, correr fue retarse a sí misma y tener esa sensación de libertad, para luego experimentar 42 mil 195 metros de puro amor, sin opción a rendirse e infinitas ganas de encontrar a su familia en la meta, su más grande fortaleza.

Orgullosa del club Zatopek al que pertenece, Sol Castro también escribió en sus redes:

“Hoy les digo, hagan lo que les llene el alma, disfrútenlo, esfuércense maravíllense y descubran el poder de hacer que las cosas sucedan. La recompensa será de los mejores regalos.

*

*

Top