¿Ya llegaron los $21 mil millones?

Por Gerardo DE íVILA

De acuerdo con la información disponible, la Secretarí­a de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) que encabeza el Secretario Ernesto Cordero ya debió depositar en las arcas del Estado los poco más de 21 mil millones de pesos que le corresponden a Zacatecas como parte de su presupuesto estatal.

A estas alturas, las diferentes cuentas bancarias de las dependencias del Gobierno del Estado deben tener listos los recursos públicos que les permita cumplir los compromisos asumidos en campaña por el ahora gobernador Miguel Alejandro Alonso Reyes y que no deben ser pocos.

De confirmarse esta noticia, el jefe del Ejecutivo ya no tendrá pretexto para no reactivar la frágil economí­a estatal y dar comienzo al cabal cumplimiento de sus cinco ejes rectores contemplados en el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016. Llegó la hora de pasar del buen discurso a los hechos.

Dicho de otra manera, ya con un presupuesto propio, el -gobierno de la esperanza- debe afrontar con determinación la cruel realidad de un estado hundido en la pobreza y la marginación, herencia de los gobiernos del PRI y PRD. Sólo aislados esfuerzos de desarrollo se han observado.

Una primera interrogante antes de seguir serí­a: ¿21 mil millones de pesos, es dinero suficiente para sacar del atraso a Zacatecas? La respuesta puede ser sencilla: por supuesto que no habrá dinero que alcance para terminar con tanto rezago en diferentes rubros, pero al menos, el gobierno tiene la obligación de hacer menos pesada la realidad de una sociedad olvidada y desatendida en los últimos años.

Lo más fácil serí­a culpar a alguien por el atraso, ponerle nombre y apellido, pero eso no resuelve nada: la realidad de las cosas, es que los gobiernos han fallado, todos sin excepción. Tal vez, unos más, otros menos. De ahí­, la oportunidad histórica de la actual administración para hacer cosas distintas en favor de la gente.

Los indicadores de pobreza, marginación y atraso son brutales en el Estado, pero con estos primeros 21 mil millones de pesos, se pueden ir dando los primeros pasos para construir un Zacatecas justo, un Zacatecas seguro, un Zacatecas moderno, un Zacatecas productivo y un Zacatecas unido.

Más allá de las cifras oficiales que luego suelen ser engañosas, siete de cada 10 zacatecanos viven con dificultades. Sólo tres pueden presumir una vida sin complicaciones económicas.

¿A SEIS MESES DE GOBIERNO QUí‰?

A seis meses de gobierno, soy de la idea, que la nobleza de nuestra gente es tal, que sigue con la fe que las cosas cambiarán. El cambio prometido aún no ser percibe.

Sin embargo, no falto a la palabra, cuando digo que han aumentado las voces que comienzan a desesperarse por la “parálisis” que se observa en algunos sectores productivos. Y es precisamente en esos sectores donde debe aplicarse el presupuesto y no descuidar donde las cosas marchan bien.

Los asesores del gobernador no sólo tienen la responsabilidad de mantener informado al jefe, sino de ayudarle a resolver los problemas que han irritado a una sociedad que votó por el cambio.

Queda perfectamente claro, que la inseguridad y empleo son demandas de la más alta prioridad para el gobierno que se deben resolver de manera gradual, junto con el desarrollo, campo, justicia, salud y educación.

Ahora, ya con el depósito de los 21 mil millones de pesos por parte de la Federación a las arcas del Gobierno del Estado, no debe haber excusa de que no hay dinero para poner en movimiento al Estado. El dinero ahí­ está y ahora hay que darle certidumbre a la sociedad. Los proyectos deben llegar a feliz puerto o de lo contrario se pasará de la esperanza a la desilusión.

Y como los recursos públicos son pocos para las necesidades del Estado, no está de más, que el Secretario de Finanzas Alejandro Téllez y el Contralor Interno Guillermo Huizar, cuiden de manera sigilosa su aplicación de los dineros, por supuesto, además del Poder Legislativo, a través de la Auditorí­a Superior del Estado (ASE).

Cualquier mí­nima sospecha de desví­os de recursos públicos debe motivar una exhaustiva revisión.

Ante ello, hoy más que nunca, urge la trasparencia en el ejercicio de gobierno. Hoy más que nunca se requiere una verdadera rendición de cuentas de los servidores públicos. Y hoy más que nunca, la corrupción debe ser combatida. Por cierto, el gobernador prometió cumplir lo anterior.

Así­ las cosas, la información disponible indica que el presupuesto 2011 ha llegado a Zacatecas, de ser así­, insisto, no habrá más pretexto para que Zacatecas no entre en movimiento. Por lo pronto, si a un sector le urgen los centavitos es al campo, pues la sequí­a comienza a causar serios estragos. El gobernador sabe y entiende que llegó el momento de cumplirle a las y los zacatecanos.

PARA EL ANECDOTARIO:

1) Toda proporción guardada, pero el evento priista del pasado domingo 20 de marzo de 2011, por un momento, me recordó aquel 5 de febrero de 1998, cuando el otrora gobernador Ricardo Monreal ívila y miles de militantes abandonaron al PRI para irse al PRD. Once años después, muchos de ellos regresaron al partido de sus amores, incluyendo al actual gobernador. Otros, como premio a su retorno fueron elegidos consejeros polí­ticos.

De tal suerte pues, que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

2) La “señora de los amparos”, o sea, Amalia Dolores Garcí­a Medina tiene el derecho a defenderse cuántas veces quiera y contratando los mejores despachos jurí­dicos del paí­s, para eso ganó mucho dinero, pero eso no la exime de responder a Zacatecas sobre las tres observaciones que le han hecho personalmente a ella, que dicho sea de paso, la ubican mal ante la historia y una sociedad irritada que exige justicia.

3) Suerte a Manuel Ibarra Santos quien será el responsable de organizar el acreditado Festival del Folclor en su edición 2011. Si lo hace bien, habrá que proponer al maestro para que de una vez se encargue de la Feria Nacional de Zacatecas. Pero sino no da el ancho, por lo menos, sugeriré que se haga cargo de las fiestas patronales de San Mónica. En cualquier caso el mejor de los éxitos.

Es mi opinión.

  • Periodista

*

*

Top
CLOSE
CLOSE