LA COPA ORO ES DE Mí‰XICO, GIGANTE Sí“LO HAY UNO

La Copa Oro 2011 fue de México. El Tricolor Mayor dio un partido lleno de emociones y de goles en el Rose Bowl de Pasadena para ganar la sexta edición del torneo más importante de la Concacaf al compas de cuatro goles a dos a los Estados Unidos.

Dos dianas de Pablo Barrera, una más de Andrés Guardado y una obra de arte de Giovani Dos Santos dieron la voltereta para los pupilos de José Manuel El Chepo de la Torre que caí­a dos goles a cero en la primera mitad; Michael Bradley y Landon Donovan habí­an puesto en ventaja a los estadounidenses.

Esta es la sexta Copa Oro de México y refrenda el tí­tulo ganado en el 2009 con pizarra de cinco goles a cero. En la Concacaf hay sólo un gigante y se viste de verde, blanco y rojo.

Partido

Sonó el silbatazo inicial, el apoyo era total para los pupilos en el Estadio Rose Bowl de california. Javier Hernández no alcanzó a controlar la primera de peligro al minuto dos de juego y se perdió el primer tanto.

México comenzó a dominar las acciones y Giovani levantó a la gente de sus asientos al minuto cinco con un disparo potente que se fue abriendo y pasó a un costado del madero izquierdo de Howard.

 

Pero los Estados Unidos se caracterizan por la efectividad y Michael Bradley ganó un testarazo en el primer tiro de esquina para decretar el uno a cero en el marcador al minuto ocho. A remar contra la corriente.

La escuadra azteca tuvo el empate al 12’, Javier Hernández se movió a la espalda de los zagueros estadounidenses y remató con la testa una pelota que salió arriba del larguero.

El asedio de los nacionales era fuerte. La siguiente de peligro fue de Pablo Barrera que de aire prendió un balón y los puso directo al marco, pero Tim Howard estaba bien colocado y se quedó con la pelota al 15’.

La sorpresa se volvió a presentar al minuto 23. México no realizó bien una salida y eso lo aprovechó Landon Donovan para meterse por el centro y fusilar a Alfredo Talavera enmudeciendo con el dos a cero al estadio.

Pero la reacción mexicana llegó al Rose Bowl; Javier El Chicharito Hernández metió pase extraordinario al espacio para que Pablo barrera definiera en la base del poste y el marcador se pusiera dos a uno al minuto 29’.

El vendaval azteca no paró ahí­, Giovani desbordó desde la derecha y disparó un tiro centro que rebotó entre el portero y la defensa al 36’ para que Andrés Guardado empujara y empatar el encuentro ante la locura del Rose Bowl.

Ya para cerrar la primera mitad Giovani Dos Santos malogró el tercer tanto de México; la habilidad del joven mexicano dejó atrás a sus marcadores para meterse al área y cruzar demasiado un disparo que no se metió.

 

En el complemento Gio se querí­a sacar la espina de los goles errados, el jugador del Racing se llevó a la defensa por la banda derecha y se internó a lí­nea de fondo para mandar diagonal, la zaga se rehí­zo y despejó.

La locura estalló en California al 49’, Pablo Barrera estaba en su tarde y de nueva cuenta le pegó a la esférica de primera intención para mandar la pelota al fondo de la puerta de Tim Howard y pintar la pizarra tres a dos para los verdes.

El equipo de las barras y las estrellas querí­a regresar al encuentro y Clint Dempsey casi empata el marcador con fogonazo desde los linderos del área que reventó el travesaño con furia pero la redonda no entró al 59’.

El juego estaba de ida y vuelta, Estados Unidos apretó al frente y México no bajó los brazos; al minuto 73’ una bola suelta quedó a al testa del Chí­charo, el martillazo del ariete no salió con potencia y Tim Howard atajó.

Corrí­a el minuto 76’ y Gio pintó una obra de arte con la pierna izquierda. El talentoso jugador azteca se quitó al arquero y a los zagueros para meterle la tiza y mandar la de gajos directo a la horquilla. El Rose Bowl era testigo del cuatro a dos de México.

El quinto no lo pudo firmar Israel castro al 83’, a pesar desu buen desempeño en la media cancha se dio tiempo de subir al ataque y rematar una pelota que salió desviada del arco estadounidense.

El conjunto de Bob Bradley se desbordó al ataque pero ya no sorprendió a una escuadra que olí­a a oro. El silbatazo final dio la sexta Copa Oro al Tricolor.

 

Con información de www.femexfut.org.mx

 

*

*

Top
CLOSE
CLOSE