Referente periodí­stico

La otra encuesta…

Por Gerardo DE íVILA (*)

n la entrega de hoy hablaremos de la otra encuesta, la que en mi opinión, debe tomar más en cuenta el gobernador Miguel Alonso ahora que inició su segundo año de gobierno: la de la percepción ciudadana, la de la vox populi.

El jefe del Ejecutivo está a tiempo de atender las opiniones de una sociedad que aún no pierde la esperanza de que Zacatecas pueda cambiar, salir del atraso y la marginación, de que la inseguridad y desempleo serán combatidos.

Antes un paréntesis: el pasado domingo 11 de septiembre, a las 13:37 horas llegó a mi correo electrónico un email donde vení­a adjunta la encuesta del Laboratorio y Estadí­stica y Matemáticas Aplicada (LEMA), la cual no sólo obligó a cambiar de tema sino a reflexionar sobre los resultados que observé.

El email decí­a así­.

Estimados amigos de los Medios de Comunicación:

Me permito mandar una encuesta que elaboramos los dí­as 3 y 4 de septiembre en el estado de Zacatecas y el resumen de un comparativo de las calificaciones de otros gobernantes con los datos que pudimos encontrar como información pública. Esperamos sea de su interés, estamos a sus órdenes para cualquier aclaración.

M. en A. Leopoldo Trueba Vázquez
Coordinador General del LEMA
Laboratorio de Estadí­stica y Matemática Aplicada
Universidad Autónoma de Zacatecas

Hasta aquí­ el mensaje que adjuntaba la encuesta. Y fue precisamente este enví­o el que me inspiró a titular la entrega que hoy ponemos a su consideración: “la otra encuesta”. Como los resultados ya fueron debidamente publicitados no tiene sentido abundar tanto en ellos. En todo caso, servirán para plantear una serie de reflexiones que me parecen pertinentes.

Luego de leer la encuesta, de releerla, de analizar la metodologí­a, esencia toral en este tipo de estudios, no hay duda que se trató de un trabajo serio y profesional. Si los resultados corresponden o no al contexto actual de Zacatecas eso ya es otra cosa. En mi opinión, hay algo que no cuadra en cuanto a la percepción.

Aun y con todo el trabajo es útil, pero creo que faltó rigurosidad en las preguntas.
De manera que, más allá de la encuesta propia de LEMA o por encargo, el jefe de las instituciones, en este arranque de su segundo año de gobierno debe enfilar las baterí­as hacia el cambio prometido. Me parece, se encuentra en un inmejorable momento para hacerlo aún y con las vicisitudes del paí­s.

Ante este escenario, considero bastante oportuno, recordarle al jefe de asesores del Ejecutivo Adolfo Yáñez Rodrí­guez, la necesidad de informar al gobernador con la verdad sobre cómo está reflexionando la gente en torno a la administración en este primer año de gobierno. Subrayo, pero con la verdad.

Para no desaprovechar la encuesta reflexionemos sobre los siguientes datos: sólo el 27.3 por ciento dice que el señor gobernador es muy honesto. Mucho cuidado. En cuanto a si trabaja o no obtuvo el 37.2. Y sólo el 34 por ciento tiene la sensación que el gobernante es muy confiable.

Un dato que debe proponerse superar el mandatario estatal es que apenas el 55 por ciento piensa que está cumpliendo lo prometido. Otra vez cuidado, es baja la percepción. En términos coloquiales, sacó un 5.5. Esta calificación es cosa mí­a.

Donde le fue un poco mejor al jefe de las instituciones es en el tema de seguridad, el 62.6 por ciento percibe que sí­ se está atendiendo el problema. Claro no habí­a pasado lo de Juchipila y los muertos encontrados en Villa González Ortega.

Finalmente, si el gobernador está mejor calificado que el propio presidente de la República Felipe Calderón con un 76 por ciento por un 71.6 es importante, pero pudiera ser engañoso. Lo verdaderamente importante es que Miguel Alonso Reyes tenga claro, en cierto modo, que se trata de un dato subjetivo.

En resumen, muy respetable el trabajo de LEMA. Ahora, habrá que estar atentos a lo que opine la sociedad en este arranque del segundo año de la administración alonsista o como dirí­a el ex gobernador Genaro Borrego Estrada: “Miguelista”.

A cambiar el discurso…

Hasta ahora, el discurso de que por culpa de la pasada administración no se han hecho cosas importantes en este primer año de gobierno ya no podrá mantenerse más entre la opinión pública y la gente común. Ahora mismo, la sociedad quiere escuchar al Ejecutivo con otro tipo de discurso, quizá, más alentador, propositivo de que pueden venir cosas mejores.

Lo dicho: la encuesta de LEMA que ubica al gobernador Alonso Reyes con un 7.5 de aprobación es importante, pero lo será aún más, cuando la realidad actual del Estado cambie de manera gradual hacia mejores estadios.

De lo contrario, los resultados que arrojó el estudio, socializados hace apenas unos dí­as de poco o nada servirán.

Evidentemente, el propósito de nuestro análisis tiene como objetivo contribuir a la reflexión hacia dónde debe ir la actual administración. Ciertamente partimos de que no hay fórmulas ni recetas de cocina para un cambio rápido en Zacatecas.

Se fueron los primeros 365 dí­as

Se han ido los primeros 365 dí­as de gobierno y la única realidad para el gobierno de Miguel Alonso Reyes es que debe incrementar su trabajo para sacar de la marginación al estado. No hay otra ví­a.

Sin dejar de reconocer la valí­a de una encuesta como la que aplicó LEMA, percibo que este instrumento matemático-estadí­stico se ha prostituido hoy dí­a. Lo que en su momento fue considerado una estrategia, hoy ha ido perdiendo credibilidad. Evidentemente, la presentada por Leopoldo Trueba merece nuestros respetos.

De acuerdo con el mensaje polí­tico que emitió Miguel Alonso Reyes el pasado 8 de septiembre, los retos y desafí­os son enormes y más porque pretende impulsar un proyecto de desarrollo hasta el 2040.

Ahora bien, acabar con la inseguridad pública llevará años ya que se trata de un problema nacional, abatir el desempleo en Zacatecas tampoco es cosa fácil, pero sí­ se puede afrontar con buenos resultados, con polí­ticas públicas eficaces.

Algo que se ve complicado por resolver es el rescate al campo zacatecano. Es una herencia que ningún gobernador en le época reciente ha logrado sacar adelante. No al menos los últimos siete ex mandatarios.

En cuanto al desarrollo económico se ven algunos esfuerzos para que Zacatecas ingrese a los terrenos de la competitividad aunque el atraso enorme. El gas natural podrí­a detonar en parte la endeble economí­a zacatecana y el desarrollo. La planta eólica también será importante, aunque cuidado, viene otro problema severo para el estado: el agua. Se está agotando.

En resumidas cuentas, dicen los que saben de estas cosas, que las encuestas son de quienes las pagan, por ello, el gobernador necesariamente, tenderá que voltear a ver las encuestas más cercanas a la realidad: las del pueblo.

Para el anecdotario:

1) Hay la impresión que al empresario José Aguirre Campos le están coqueteando tanto el PRI como MORENA (entiéndase López Obrador) para el próximo proceso electoral. Ha trascendido que lo pretenden invitar como Senador de la República. Y aunque no creo que el exitoso empresario tenga ninguna necesidad de andar en estos terrenos, no descarte usted su incursión en la polí­tica.

Vamos a los supuestos. Pensando mal, no es descabellado augurar, que ahora sí­, hasta candidato a gobernador de Zacatecas pueda surgir para el 2016 ya con algo de tablas en la polí­tica. Si Carlos Lozano es gobernador de Aguascalientes, no veo por qué un empresario como Pepe Aguirre no pueda serlo por Zacatecas. No lo pierda de vista. El PRI y MORENA lo quieren para Senador.

2) Semana complicada para Zacatecas en materia de inseguridad. De acuerdo con algunos testimonios, Juchipila vivió momentos complicados con la presencia de la delincuencia organizada. Y por si lo anterior fuera poco, fueron encontrados los cuerpos sin vida de seis personas en el municipio de Villa González Ortega. El propio Procurador ARTURO NAHLA GARCíA confirmó el hallazgo.

Cuidado, no le apostemos a la militarización en Zacatecas. El referente para no hacerlo son las cifras de muertos que han dado la guerra del presidente Calderón.

3) Pleito en puerta entre el ex presidente municipal Cuauhtémoc Calderón Galván y el alcalde Arnoldo Rodrí­guez Reyes. Guerra de acusaciones. El segundo acusa corrupción, inmoralidad y falta de ética del pasado, y el primero, responde que hay incapacidad del empresario radiofónico.

¿Usted qué opina?

Es mi opinión.

(*) Periodista

*

*

Top
CLOSE
CLOSE