CIERRA ZACATECAS CON 133 INCENDIOS FORESTALES EN 2011: NUEVA TEMPORADA, CON MAYOR í‰NFASIS EN PREVENCIӓN: CONAFOR

Zacatecas, Zac.- A finales de 2011, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en Zacatecas registró un último incendio entre el 23 y 24 de diciembre. Con éste, que consumió 70 hectáreas de renuevo y 20 de pastos y hierbas, en el predio Mesa de los Caballos del municipio de Atolinga, cerró el año con un total de 133 incendios y una superficie total afectada de 42, mil 278 hectáreas de diversos tipos de vegetación.

Una buena parte de las poco más de esas 42 mil hectáreas consistió en pastizales, como fue el caso de las 30 mil 957 hectáreas en el municipio de General Francisco R. Murguí­a, un lugar donde nunca antes se habí­an presentado desastres de este tipo y mucho menos de esa magnitud.

La prolongada sequí­a por la que atravesó la región en los últimos meses dejó mucho material combustible disperso por el campo zacatecano, lo que aumenta el riesgo de deflagraciones en el periodo que inicia. Sumado a ello, según pronósticos del tiempo, se espera que en los primeros meses entren numerosos frentes frí­os, que provocarán heladas y más sequí­a en varios estados del paí­s.

Pese a los pronósticos, la CONAFOR en Zacatecas, junto con diversas dependencias federales, estatales y municipios, como la Secretarí­a de Agricultura, Ganaderí­a, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la Secretarí­a de la Defensa Nacional (SEDENA), la Secretarí­a de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Dirección General de Protección Civil y Bomberos, las presidencias municipales de Valparaí­so y Chalchihuites, han realizado y realizan numerosas acciones para adelantarse a la temporada que, regularmente, dura de enero a junio, cuando no se presentan condiciones atí­picas. No obstante, el cambio climático podrí­a influir sobre la duración del periodo y sobre la frecuencia de los siniestros.

La participación de los municipios, sobre todos de aquellos que se encuentran en las zonas históricamente más afectadas, es imprescindible en este tipo de campañas, ya que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable determina que los primeros que deben actuar cuando se den los incendios forestales son los municipios y, “en caso de que los mismos superen su capacidad operativa de respuesta, acudirá la instancia estatal”.

Si lo anterior resulta insuficiente, deberá actuar el nivel federal, si bien en muchas ocasiones los incendios son atendidos por la CONAFOR antes de que entre en acción cualquier otra dependencia, para la premura de estas situaciones.

La CONAFOR ha sido insistente en materia de capacitación y prevención, tanto cultural como material, debido a que ésta es fundamental para disminuir la necesidad del combate. Con ello se busca evitar que se ponga en riesgo la vida de los combatientes y de la gente en general, además del patrimonio que representan las zonas forestales para una buena parte de la población zacatecana.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE