REFERENTE PERIODíSTICO…

Que no sea una llamada a misa y el 2012…

Por Gerardo DE íVILA (*)

El llamado del gobernador Miguel Alonso fue a tiempo, el mensaje de año nuevo de igual forma, pero ahora, vamos a esperar que la reunión de inicio de semana no se convierta sólo en una llamada a misa. El exhorto fue claro: hay que redoblar esfuerzos, ponerse a trabajar porque las necesidades son muchas.

Inseguridad, desempleo, desarrollo económico, desigualdad social y la peor sequí­a de la historia que se tenga memoria en Zacatecas, son parte de los problemas que tendrá que atender el gobernador en este naciente 2012.

Ciertamente, nuestro Estado no es el más pobre del paí­s, pero sí­ uno de los cinco con más pobreza y desigualdad social. Paradójicamente, sí­ hay comunidades en Zacatecas donde los cordones de miseria se sienten, se huelen a leguas.

De igual manera, el turismo, los migrantes, el comercio, la salud, la educación, la minerí­a, entre otros sectores productivos esperan también el apoyo institucional y benevolente del gobierno de la esperanza. El panorama pues para Zacatecas es complicado, pero la confianza de que la realidad puede cambiar persiste aún.

¿Pero cómo afrontar los rezagos y herencias de sexenios anteriores? ¿Cómo debe actuar el jefe de las instituciones ante tantos problemas? ¿A partir de qué se debe resolver la problemática? ¿Con quién y cómo hacerlo? ¿Por dónde comenzar?

Estas y otras preguntas afloran en las conversaciones que se dan en los puntos de reunión de las y los zacatecanos. El cambio prometido no ha llegado y es otro de los compromisos que espera la sociedad sea cumplido por el gobernador. ¿Se dará 2012?, difí­cil, pero se pueden sentar las bases para el Zacatecas Justo.

Y en medio de todo un año electoral

Por si los problemas fueran pocos, vivimos ya un año electoral que podrí­a frenar cualquier intento por cambiar la realidad de miles de familias zacatecanas. Como nunca antes, Zacatecas requiere recuperar todo el terreno perdido para intentar reducir la brecha de la desigual social.

A inicios de semana, entiendo, el jefe del Ejecutivo se reunió con su gabinete legal y ampliado para analizar, discutir y aprobar, entre otras cosas, las estrategias y acciones para enfrentar justamente los temas anteriores y muchos otros.

El anhelo de todo zacatecano bien nacido en esta noble tierra, es que el llamado del gobernador haya sido entendido por sus colaboradores y que el mensaje haya quedado perfectamente claro para que no se convierta tan sólo en una llamada a misa. Decí­amos lí­neas arriba que pese a todo es un buen momento para actuar.

¿Pero que pidió Miguel Alonso a su gabinete? Entre otras cosas, transparencia, eficacia, eficiencia, austeridad, más compromiso para con Zacatecas, honestidad, no más simulación, además de combatir la impunidad.

Ahora bien, en descargo de quien manda en Zacatecas, el llamado a sus colaboradores es oportuno, lo dio en un buen momento y en el transcurso de los dí­as y semanas venideros veremos si causó o no los efectos que se buscan.

Los retos y desafí­os para la administración que encabeza Miguel Alonso Reyes son y serán cambiar la realidad de miles de familias zacatecanas, renunciar a ello, irí­a en contra de lo que prometió el ahora gobernador en campaña.

No podrá solo

Un punto toral de los que estamos hablando, es que el jefe del Ejecutivo no podrá hacer solo todo el trabajo, requerirá irremediablemente de un equipo de trabajo más capaz y comprometido con Zacatecas, de ahí­ que ahora la atención se centre en los cambios que deberán venir de un momento a otro.

Dicho de otra manera, en nuestra modesta opinión, el gobernador no puede dar resultados, si antes no muestra a los hombres y mujeres con quien marchará por los próximos 12 meses, ya no digamos todo lo que resta del sexenio.

2012, peso a todo, puede ser el año de la reivindicación. 2012, es un año electoral pero de oportunidades. 2012, será un año en donde habrá un nuevo presidente de la República. 2012, un año en que a Zacatecas le debe ir mejor. El mandatario sabe que es el sentir de una sociedad que votó por él.

Decir que lo hecho hasta el momento por el gobierno de la esperanza está mal es una exageración, creemos que no es así­, pero tampoco lo conocido hasta ahora es para presumir. La sociedad no está satisfecha y espera más. Hay que decirlo.

Cambiar la realidad que vive el Estado tampoco se dará de un dí­a para otro, pero por algo se debe comenzar. Zacatecas no es grande no sólo por los casi 75 mil kilómetro cuadrados de territorio, sino por los notorios rezagos heredados tanto por los gobiernos del PRI como por los del PRD.

No faltamos tampoco a la palabra, cuando decimos que el 2012 será un año más que complicado, pero también un año de grandes oportunidades. Es momento de que este gobierno demuestre de que está hecho.

Para el anecdotario:

1) La Universidad Autónoma de Zacatecas regresa a sus actividades el próximo lunes 23 de enero y con ello la grilla al interior de la institución. En mayo, los universitarios acudirán a las urnas para elegir al sucesor del rector Francisco Javier Domí­nguez Garay. Por lo pronto, nombres como el de Alfredo Salazar de Santiago, Rodolfo Garcí­a Zamora, Sergio Delgado Rodrí­guez, Alfredo Femat Bañuelos (otra vez), Gerardo González Leaños, Cuauhtémoc Rodrí­guez, Benjamí­n Romo Moreno, entre otros, siguen mencionándose con fuerza.

* Y desde luego todos los que se apunten, aunque al final habrá declinaciones.

2) Si un poder tiene que reivindicarse con la sociedad, ese es el Poder Legislativo. 2011, fue para la actual LX Legislatura del Estado, un año es escándalos, pleitos, frivolidades y traiciones. La productividad legislativa pasó a segundo término. De ahí­, que hasta la fecha, no haya un real equilibrio de poderes. De tal suerte, que los 30 diputados y diputadas tienen que ponerse las pilas, reivindicarse con sus electores, aunque algunos de ellos y ellas solicitarán licencia en breve.

* Si no cambian su actitud seguirá la mala percepción en su contra.

3) Anote usted estimado lector, que el polémico presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional Juan Carlos Lozano Martí­nez, alzó la voz para que el presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa, en el proceso electoral que literalmente ya está en marcha, saque las manos de la elección, no utilice los recursos y programas con tintes electores y sabe cuántas cosas más. Lo que son las cosas, lo que practicó el PRI por más de 70 años, ahora exige que se pare.

* Otra cosita dirigente. Sabe cuándo le van a hacer caso: nunca.

4) Un dato para ubicar la realidad que vive el paí­s en materia de inseguridad. En Holanda, anunciaron las autoridades que cerrarán varios centros penitenciarios ante la ausencia de delincuentes. ¿Y en México cómo andaremos? Por supuesto, allá no son más de 114 millones de habitantes como aquí­, son mucho menos y otra realidad polí­tica, económica y social.

* Dicen que las comparaciones son odiosas, pero necesarias en ocasiones.

5) El silencio y el hermetismo a la hora de informar no suelen ser estrategias eficaces. Un tema que habrá que cuidar en este 2012.

* Hay tiempo suficiente para modificar este mal añejo.

En mi opinión.

(*) Periodista.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE