¿JOSEFINA, SANTIAGO O ERNESTO? Y LA “GUERRA SUCIA” QUE VIENE…

Referente periodí­stico…

Por Gerardo DE íVILA (*)

En medio de fuertes sospechas de sometimiento, intromisión, espionaje telefónico, ataques, y con el adjetivo de un intelectual mexicano de que son candidatos muy pequeños para los grandes problemas de México, el próximo domingo, el panismo acudirá a las urnas para elegir al candidato (a) a la presidencia de la República.

El adjetivo calificativo de que son candidatos muy pequeños para los grandes problemas que afronta el paí­s, son palabras del polémico escritor Carlos Fuentes, quien hace apenas unas semanas destrozó también al priista Enrique Peña Nieto.

Al paso que va el intelectual mexicano, sólo le falta tronar contra Andrés Manuel López Obrador, que según se ve, es el precandidato de las izquierdas, el que más convence al escritor. Recordemos, que en su momento, vio hasta con buenos ojos al también ex aspirante a la candidatura Marcelo Ebrard.

Seguimos. Los precandidatos Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel Miranda y Ernesto Cordero Arroyo, terminaron apenas el martes sus exposiciones de ideas, jurando y perjurando, ser los mejores. La verdad de las cosas nunca debatieron.

Sin embargo, es del dominio público que Ernesto Cordero es el “candidato oficial”, a pesar de que las encuestas lo han ubicado en un triste tercer lugar. Santiago Creel simplemente nunca ha sido del contentillo del presidente Calderón.

Entonces, ante este complejo escenario ¿quién debe ser el abanderado del PAN? Las encuestas dan a Josefina, pero el presidente Calderón quiere a Ernesto. El dilema ahora para los panistas de buena fe, que los hay, será el no equivocarse en la designación del candidato. Aún así­, quien llegue cargará una pesada losa.

La losa tiene nombre y apellido: Felipe Calderón Hinojosa.

Todos se dicen buenos

Los precandidatos en cuestión, presumen tener experiencia y formación, otros, demandan que se elija al candidato, a partir de la trayectoria y resultados en la administración pública federal. Lo curioso, es que ninguno de los tres aspirantes, aceptan errores u omisiones del pasado. Ninguno.

Recapitulando, no hay encuesta que Josefina Vázquez Mota no haya ganado, pero el “delfí­n” de Calderón Hinojosa, se empecina en decir que es el mejor, que es el de la trayectoria y resultados, a pesar que no se le ve altura de lí­der y estadista.

Por lo pronto, a unas horas de la elección, la lógica polí­tica indica que quien fuera la coordinadora de campaña de Calderón hace seis años debe ser la candidata, pero, el presidente intentará imponer a Ernesto Cordero. Prácticamente imposible que Santiago Creel se imponga, a pesar de la experiencia.

Entonces, ante tanta polarización azul caben algunas interrogantes ¿Por qué debe ser Josefina, Santiago o Ernesto? ¿Cuáles son los méritos de éstos? ¿Habrá fractura en el PAN? ¿Impondrá el presidente su decisión? o ¿Será la militancia?

Es probable, que estas y otras interrogantes sean respondidas el domingo por la noche, cuando se hayan contado los votos. La moneda está en el aire, la presión hacia los militantes también. La lógica dice que debe ser Josefina, el presidente quiere a Calderón. ¿Qué dice la militancia azul que votará?

En cualquier escenario, el PAN perdió tiempo valioso para elegir a su candidato y ahora quien gane, tiene que estar listo para cargar la pesada losa que representa el aún presidente, para bien o para mal.

Por cierto, Josefina Vázquez Mota, en su debate del martes hizo el compromiso, que de ganar el próximo domingo, se someterá a exámenes toxicológicos y al polí­grafo. Seguramente, Peña Nieto y López Obrador tendrán que hacer lo mismo.

La guerra sucia

La elección presidencial está llamada a ser la más competida de la historia, similar o más cerrada que la de 2006. De acuerdo con los especialistas, será una elección de tres tercios. Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador están a unas horas de conocer a su próximo adversario o adversaria.

Habrá que esperar, si finalmente, el partido de la poderosa maestra Elba Esther Gordillo Morales, el PANAL, lanza su candidato o termina por sumarse con las izquierdas o se reconcilia nuevamente con el PRI. Nada está escrito.

En medio de todo esto, hay algunos aspectos que preocupan a unas semanas del inicio formal de las campañas que arrancarán a mediados de marzo próximo.

1. La probable presencia del dinero sucio proveniente del narco.

2. La “guerra sucia” entre los equipos de los ahora precandidatos.

3. La desconfianza en la autoridad electoral, en este caso, el IFE.

4. Y la intromisión del presidente, los gobernadores y los alcaldes.

Otro ingrediente que hoy está muy presente en la elección presidencial, es el que tienen que ver con el uso de las redes sociales. En este momento, sólo han sido aprovechadas para el ataque, la ridiculización y las descalificaciones entre los seguidores de los precandidatos. Grave error. El mensaje serio no ha llegado.

Pero por encima de cualquier consideración, lo que más preocupa, es la poca confianza que tiene la sociedad mexicana en el Instituto Federal Electoral, de tal suerte, que el árbitro de la contienda debe reflexionar sobre el particular. La más reciente encuesta revela que apenas el 51% de la sociedad confí­a en el IFE.

Así­ las cosas, la guerra sucia, el mal uso en las redes sociales, la intromisión del presidente de la República, de gobernadores y alcaldes, además de una crisis de credibilidad en la autoridad electoral, son otros factores que hoy influirán en la elección del 1 de julio. Y el PAN ya lo está viviendo en su elección interna.

El pronóstico es que debe ganar Josefina. ¿Pero qué dice el presidente?

Para el anecdotario:

1) Pensar en que en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) pudiera surgir un solo candidato de unidad para suceder al rector Francisco Javier Domí­nguez Garay, me parece complicado, a menos, que salga escena un universitario capaz de aglutinar a todas las expresiones. Ahora bien, ¿los hay?, por supuesto que sí­ pero están lejos de la polí­tica formal. Por lo pronto, la “grilla” recorre las Unidades Académicas. En próximos dí­as conoceremos quiénes buscarán el lugar que dejará el doctor Domí­nguez en septiembre próximo. Y será en mayo cuando se realice la elección para elegir al nuevo rector.

2) Continúa la división en las izquierdas en Zacatecas. Ellos lo niegan, pero la realidad es esa. Así­, simplemente no pueden llegar fuertes al 1 de julio.

* Queda perfectamente claro que van juntos… pero no revueltos.

3) Se acuerda usted de quien fuera Secretario de Relaciones Internacionales en tiempos de Ernesto Zedillo Ponce de León, que luego fue Secretario de Hacienda y Crédito Público, sí­, estamos hablando de Miguel íngel Gurrí­a. Anote usted amigo lector, que el magnate mexicano y el hombre más rico del mundo Carlos Slim se lanzó con firmeza en contra del ahora Secretario General de la Organización para el Desarrollo Económico (OCDE), a propósito de las posturas que asumió en el tema de las telecomunicaciones en México. El magnate acusa privilegios para los dos grandes consorcios: Televisa y Tv Azteca.

* Es evidente que le tienen miedo a Slim. Mucho fondo e intereses están en juego.

Es mi opinión.

(*) Periodista.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE