PROMUEVE IMSS CUIDADOS PARA EVITAR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Zacatecas, Zac.- Guardar reposo, ingerir abundantes lí­quidos y alimentos caldosos calientes, evitar cambios bruscos de temperatura, mantener el ambiente húmedo, controlar la fiebre con medios fí­sicos -a base de compresas húmedas o baños con agua tibia o frí­a-, son medidas que evitan que niños y ancianos presenten complicaciones en ví­as respiratorias o que ingresen al hospital con neumoní­a o bronconeumoní­a.

Everardo Adame Escañuela, director de la Unidad de Medicina Familiar 4 del IMSS en Zacatecas, dijo que con los cambios que se han presentado en los últimos dí­as es importante mantener hidratados a los niños y a los ancianos, mismos que constituyen la población de mayor riesgo, para mantener abiertas sus ví­as aéreas y evitar alguna complicación del aparato respiratorio.

Tratándose de niños pequeños lo ideal es que los padres aprendan a manejar las alteraciones de ví­as respiratorias en su propia casa, ya que todos los casos inician con un problema viral que se puede atender con reposo, ingesta de abundantes lí­quidos, buena alimentación y un ambiente limpio de polvos y humos, por lo que es conveniente que se evite fumar en el interior de las casas.

Comentó que los niños y los ancianos que corresponden a los dos extremos de la vida son los más afectados durante la temporada invernal. El niño, por su constitución, tiene ví­a aéreas pequeñas, y cuando ocurre un proceso infeccioso bacteriano o viral, se inflama y produce moco, que obstruye ese conducto.

En el caso del adulto mayor generalmente presenta enfermedades como bronquitis crónica, procesos inflamatorios o cáncer de pulmón, males que en esta temporada llegan a presentar un repunte y requieren de hospitalización.

Adame Escañuela añadió que la tos es un mecanismo de defensa pulmonar que expulsa las secreciones e impide que lleguen al pulmón y provoque neumoní­a. Indicó que hay que tomar en cuenta el color de expectoración ya que cambia de blanquecina cuando el proceso es viral, a verdosa o amarillenta cuando se trata de un problema infeccioso.

Cuando hay elevación de temperatura, ésta se debe controlar a través de medios fí­sicos como la hidratación oral, uso de ropa ligera y baño con agua tibia o compresas húmedas.

Indicó que los padecimientos más frecuentes en los niños son virales y afectan la ví­a aérea superior, que inicia en la nariz y termina en la parte más pequeña, que es el alveólo. Entre estas enfermedades destacan las rinitis, epiglotitis, laringotraquetitis, bronquitis y bronquiolitis, que consisten en la inflamación de diferentes partes del tracto respiratorio, que si no se cuidan se complican con bacterias y pueden causar procesos infecciosos como neumoní­as y bronconeumoní­as. A

*

*

Top
CLOSE
CLOSE