OTRO ESCíNDALO

Por: Héctor A. Alvarado Gómez*

El Gobierno del estado nuevamente está envuelto en un escándalo que mucho le costará a Miguel Alonso Reyes en su credibilidad e imagen ante la ciudadaní­a, se trata de la denuncia que el diputado del PRD Juan Mendoza realizó en la tribuna de la sexagésima Legislatura el martes 25 de septiembre sobre la adquisición de 15 bienes inmuebles, supuestamente realizada por el mandatario estatal durante los dos últimos años.

Al principio las acusaciones del legislador perredistas pasaron de noche, no tuvieron mayor impacto mediático que el de una nota de interiores, sin embargo, los malos intentos de defensa que realizó el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Juan Carlos Lozano al lamentar que “la tribuna del congreso haya sido utilizada con el objetivo de asestar un golpe mediático a nuestro gobernador, al hacerle acusaciones falsas y sin sustento alguno, ya que ni una prueba oficial del Registro Público de la Propiedad fue presentado como documento fehaciente de las inculpaciones”.

Las declaraciones de Lozano provocaron que el diputado Juan Mendoza respondiera este miércoles 3 de octubre con una conferencia de prensa en la que dio a conocer los documentos que acreditan sus dichos en la adquisición de uno de los bienes inmuebles señalados por el legislador, se trata de la compra que realizó Miguel Alonso de la ex Hacienda de Malpaso en Villanueva, Zacatecas, a Irma Valério Quintero según consta en acta de la Dirección General de Catastro y Registro Público de la Propiedad donde se asienta que el titular del poder ejecutivo hizo compra total del rancho de 35 hectáreas.

En la conferencia donde sustentó sus acusaciones con documentos y fotografí­as, José Juan Mendoza Maldonado, aseveró que en Zacatecas “permea la corrupción, el enriquecimiento ilí­cito y el abuso desde el poder, mediante el abuso al erario público, con una riqueza patrimonial construida desde el poder, eso luego de hacer públicas las documentales que aseguró demuestran el enriquecimiento inexplicable del gobernador priista Miguel Alejandro Alonso Reyes”.

También Mendoza Maldonado aseguró que “en la entidad existe corrupción, y esta permea las estructuras del poder, y lo más grave es que ha llegado al vértice de la pirámide polí­tica hasta la cabeza de las instituciones, hay corrupción evidente  y una lí­nea de investigación es que el presupuesto invertido en la llamada Casa de Gobierno que es recurso público, se invirtió en la compra de las 35 hectáreas”.

La contundencia de las pruebas presentadas por el diputado Juan Mendoza obligó al Gobierno del estado a fijar una postura y defender al mandatario estatal Miguel Alonso Reyes.

Los funcionarios encargados de responder al legislador perredista fueron Guillermo Huizar Carranza, Contralor Interno y Arturo Nahle Garcí­a, Procurador General de Justicia, quienes afirman haber realizado una invitación de oficio y en infinitum, afirmaron que la adquisición de la ex Hacienda Malpaso “es transparente y legal”, por lo que “no hay delito que perseguir”.

Convertidos en abogados defensores de una de las partes, en lugar de conducirse como autoridades imparciales, profesionales y responsables, Nahle y Huizar dieron a conocer un listado de 7 propiedades adquiridas por el Gobernador Miguel Alonso durante los últimos 13 años, entre ellas la ex Hacienda de Malpaso que el mandatario prIÓ­sta adquirió. La ex Hacienda de Malpaso el pasado 6 de diciembre del 2011, pagando de contado un millón 860 mil pesos, por lo que el diputado Juan Mendoza dijo la verdad respecto a lo que a esta finca se refiere.

Los defensores del Gobernador también aclararon que, de acuerdo a los registros de la Contraloria del Gobierno del estado, no son 15 sino 7 los bienes inmuebles de los que es dueño Miguel Alonso Reyes, mismo por los cuales ha pagado 5 millones 989 mil 675 pesos desde 1999 a la fecha.

Nuevamente el escándalo mediático, sello caracterí­stico del actual gobierno, provoca que la administración encabezada por Miguel Alonso se vea en la necesidad de revelar información que tení­a resguardada.

Lo cotidiano

Es de reconocer la inteligencia, sensibilidad y responsabilidad con la que se condujeron los integrantes del movimiento #YoSoy132 y los estudiantes de la Universidad Autónoma de Zacatecas durante la marcha realizada en Zacatecas con motivo del 44 aniversario de la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, nunca cayeron en provocaciones y mantuvieron la tranquilidad ante la presencia de policí­as antimotines que provocadoramente les bloquearon el paso en diferentes puntos del Centro Histórico.

  ———————————————

*Periodista, director de información del noticiero Reflector que se transmite a las 3 de la tarde en www.mexicoexplorer.tv

Twitter: @hectoralvaradox

Correo: [email protected]

*

*

Top