ESPECTíCULO INSUSTANCIAL

Por: Héctor A. Alvarado Gómez*

Las comparecencias con motivo de la glosa del segundo informe de gobierno de Miguel Alonso Reyes, realizadas en el pleno de la sexagésima legislatura, han sido un espectáculo insustancial en el que ha privado más el escándalo y la frivolidad, signos del presente sexenio, que la intención de informar a los zacatecanos sobre la situación que prevalece en las diferentes instancias del gobierno del estado.

Tampoco la glosa del informe ha servido para rendir cuentas, informar logros, ratificar compromisos, asumir nuevos retos, ni siquiera para hacer propaganda polí­tica o posicionar los temas del gobierno ante la opinión pública. En pocas palabras, las comparecencias han sido un simple show polí­tico en el que la mayorí­a de los legisladores muestran su poca preparación para cuestionar a los funcionarios que van por obligación, mientras que los integrantes del gabinete estatal exhiben que hay muy pocos resultados que presumirle a los ciudadanos.

La primera comparecencia la protagonizó Francisco Escobedo, nuevo Secretario General de Gobierno quien fue cuestionado sobre el acto de brutal represión que policí­as antimotines propinaron a integrantes del Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano que bloquearon el bulevar Adolfo López Mateos el lunes 8 de octubre, derivado de la nula incapacidad del gobierno del estado para llegar a una solución pací­fica de sus demandas. Las respuestas dadas por Pancho Escobedo sobre este tema demuestran que la administración estatal es de mecha corta, según sus propias palabras, sólo dialogó con los docentes por “dos horas” antes de enviar a los antimotines, como si dos horas fueran un larguí­simo tiempo para dialogar con una organización civil.

Lo rescatable de la presencia de Secretario de Gobierno en el recinto legislativo es que  aprovechó para fijar la lí­nea de lo que será la polí­tica interna a partir de su llegada hace apenas un mes, dijo: “no omitiré ninguna de mis responsabilidades ni me esconderé ante ningún problema, no le temo a nada y asumiré a plenitud mis funciones. Ofrezco tener las puertas abiertas y diálogo a los planteamientos serios y responsables que se le realicen al Gobierno del Estado”.

Como postura polí­tica está bien, aunque habrá que exigirle lo haga con hechos concretos, y que el gobierno del estado ponga el ejemplo de responsabilidad y seriedad, ya dejen la frivolidad a un lado.

El segundo en presentarse ante “los representantes del pueblo” fue el Secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto, quien reveló que lejos de mejorar la situación de inseguridad que vive Zacatecas, nuestro hermoso estado vivirá un recrudecimiento de la violencia y los hechos delictivos durante los próximos meses, lo que seguramente aumentará la cifra de muertos que hasta el 9 de agosto era de 289 durante el 2012.

Jesús Pinto fue severamente cuestionado por la diputada petista Geovana Bañuelos quien lo calificó de cobarde, mentiroso y misógino por el manejo mediático y policial que se le dio al secuestro de Fabiola Quiroz, la ex directora del CERESO de Cieneguillas de la que aún no se sabe nada, lo que nos hace pensar que si el gobierno estatal no busca y encuentra a los suyos, menos lo hará con los ciudadanos de a pie que ninguna influencia o palanca tenemos.

La respuesta de Jesús Pinto a Geovana Bañuelos fue pedirle que le mandara “a una persona del sexo masculino para demostrarle que no soy cobarde”; resultó muy bravucón el Secretario de Seguridad que siempre está escoltado por tres camionetas llenas de policí­as, ojalá así­ le respondiera a los delincuentes que tienen aterrorizado al estado.

Una de las comparecencias más esperadas era la del Procurador Arturo Nahle Garcí­a, no solamente porque se abordarí­a el tema de la procuración y administración de justicia, sino porque el abogado del estado es uno de los personajes más polémicos de la administración estatal, tan es así­, que uno de los reproches hechos por el diputado Xerardo Ramí­rez fue que ya dejara de meterse en lo que no le corresponde, que no es ni Secretario de Seguridad ni Secretario General de Gobierno.

Por su parte la diputada Marí­a de la Luz Domí­nguez le pidió que asumiera su cargo como Procurado General de Justicia y diera resultados, porque hasta el momento sólo ha actuado como un narrador de historias de terror cuyo argumento principal es declarar a que las ví­ctimas de la violencia que vive Zacatecas eran delincuentes, esto sin que haya una investigación previa que lo acredite.

Arturo Nahle fue confrontado nuevamente por su “paisano y amigo” Juan Mendoza, diputado del PRD que dedicó su participación a cuestionar la adquisición de propiedades inmobiliarias hechas por Miguel Alonso en los últimos años, también agradeció al Procurador su “invaluable contribución a evidenciar el lodazal que hay detrás de la adquisición de diversas propiedades de Miguel Alonso Reyes, con un espectáculo deleznable intentó defender al gobernador”, le dijo Mendoza.

A esta postura polí­tica el Procurador Arturo Nahle respondió mostrando la carpeta de investigación que abrió en contra de Miguel Alonso Reyes por el delito de enriquecimiento ilí­cito y otra en la que investiga a Juan Mendoza por falsificación de documentos, ambas iniciadas de oficio ante las declaraciones realizadas en dí­as pasados por el legislador perredista.

En un intento más por defender a Miguel Alonso Reyes en el caso de la compra de propiedades denunciado por Juan Mendoza, el abogado Nahle generó mayores dudas sobre el mandatario estatal, dijo que Alonso ha reportado ingresos por 7 millones de pesos de los 14 años donde ha trabajado en el servicio público, si las propiedades que declara ante la Contralorí­a del Estado y que adquirió a partir del año 1999 cuestan un total de 6 millones, entonces ¿Miguel Alonso ha podido mantenerse, comprar ropa, calzado, muebles, pagar viajes, alimentación y otras cosas durante 14 años, además de pagar tres campañas polí­ticas (para Presidente Municipal en 2001, para diputado local en 2007 y para Gobernador en 2010) con sólo 1 millón de pesos?

El cuarto funcionario en comparecer fue Roy Barragán Ocampo, Oficial Mayor del Gobierno del Estado, quien vivió en el Congreso del Estado una tarde de terror luego de que la diputada Geovana Bañuelos revelara que el funcionario envió a su chofer Juan Martí­nez a intentar sobornarla para que moderara sus posturas.

Sin defensa alguna ante las acusaciones de corrupción realizadas por los legisladores locales que le cuestionaron el porqué sólo beneficia a sus amigos con las adquisiciones del gobierno estatal y haciendo el ridí­culo que sólo puede ser consecuencia de la ignorancia, la presencia de Roy Barragán en la legislatura puede resumir en la siguiente petición hecha por Francisco Carrillo Rincón en su calidad de Presidente de la mesa directiva de la legislatura: “enví­e sus respuestas por escrito, vamos a dar por concluida esta sesión ya que es evidente que usted (Roy Barragán) no se preparó para responderle a los diputados”.

Los funcionarios que han comparecido ante la sexagésima legislatura, lejos de ayudar al Gobernador Miguel Alonso a cumplir con su obligación constitucional de rendirse cuentas a los ciudadanos, lo han exhibido a su mandato como un régimen frí­volo y con muy pocos resultados.

El bonillismo no dejará pasar a Medrano.

La corriente polí­tica que al interior del Partido Revolucionario Institucional encabeza el ex Senador José Bonilla Robles y que tiene en sus hijos Adolfo y Javier a sus herederos polí­ticos, no permitirá que el hasta hace poco, fiel monrealista, Benjamí­n Medrano, obtenga la candidatura a la presidencia municipal de Fresnillo.

Para la candidatura que le dispute el poder polí­tico a la familia Monreal en el mineral, algunos priistas connotados ven en Javier “el pichus” Bonilla al mejor contendiente, porque  “en tiempos polí­ticos y postelectorales, hay varios chapulines precandidatos que ya se sienten con la candidatura para el proceso electoral 2013, tanto que hay algunos que ya se han ido adelantando en los tiempos sin saber si en su momento podrán obtener la posición de alguna de las candidaturas que definirá el gobernador Miguel Alonso o en su defecto la presidencia estatal del PRI.

Es por ello que Francisco Javier Bonilla Pérez, un prIÓ­sta de raí­z y que en su tiempo y momento siempre aguantó los embates y derrotas que a su partido le dieron en diferentes gobiernos, un polí­tico conocedor de los tiempos para poder entrar en acción y respetuoso de los procedimientos para seguir consolidando a su partido, pide que una vez emitida la convocatoria y cumpliendo a cabalidad los procesos, se designe al candidato que cumpla realmente con los estatutos marcados por el CEN y por el CDE del PRI.

Y en vista de que ya hay quienes se sienten candidatos de algunos distritos del estado de Zacatecas, pide a sus compañeros y simpatizantes aguantar los tiempos exactos y precisos marcados en el reglamento del PRI para en su momento poder seguir consolidando el proyecto alonsista, peñista y prIÓ­sta”.

Lo cotidiano

Luis Medina Lizalde, el Oso Medina, renunció a su militancia de toda la vida en el Partido de la Revolución Democrática para convertirse en el dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que intentará convertirse en otro partido polí­tico. Ojalá que como cabeza de esa organización de respaldo a Andrés Manuel López Obrador, ahora sí­ mi estimado Oso Medina actúe como verdadera oposición a un régimen priista.

———————————————

*Periodista, director de información del noticiero Reflector que se transmite a las 3 de la tarde en www.mexicoexplorer.tv

 Twitter: @hectoralvaradox

Correo: [email protected]

*

*

Top