ESTE VIERNES SE PRESENTÓ UN PAQUETE DE CORTOMETRAJES DIRIGIDOS POR TALENTO ZACATECASNO

 TALENTOS

Fresnillo, Zac.- Cineastas zacatecanos brillaron en la quinta Muestra Nacional de Cine en Fresnillo (Munacifre) al presentar sus cortometrajes que dirigieron en este 2013 y que fueron incluidos dentro del programa general de actividades.

Por más de 40 minutos, el público que se congregó en el Teatro Primero de Mayo del sindicato minero sección 62 se dio la oportunidad de disfrutar este paquete de cortos y retroalimentar con su crítica, comentarios y felicitaciones, el trabajo de los talentosos jóvenes.

El primer proyecto en presentarse fue “Bboy”, bajo la dirección de Abraham Escobedo Salas, que expone a Migue, un joven bailarín de Guadalajara, quien alejado del ambiente violento de su barrio sigue su pasión por el baile y el hip hop, buscando siempre el equilibrio con el trabajo, los amigos y su nueva responsabilidad de papá. Bboy Migue entrenará para ganar un torneo nacional y así poder arreglar su casa con el fin de ofrecerle una mejor calidad de vida a su familia.

Enseguida fue proyectado Bombón, de Juan Carlos Saucedo Gaytán, el cual expone que quien controla los medios controla la realidad. El objeto electrónico se impregna en el ser humano como una extensión de su in/utilidad, el objeto electrónico permite crear realidades alternas, amistades alternas, personalidades alternas y construir o deconstruir al ser humano hasta moldearlo a un objetivo mediático, pero ¿hasta dónde los sentimientos son capaces de digitalizarse?

A éste le siguieron “Noche de paz”, de Juan Carlos Saucedo Gaytán e Isaac Parga Piña, basado en que un celoso no duda de lo que ve, sino de lo que no es capaz de ver; para la mente no existe el pasado ni el presente, los momentos de incertidumbre y las sensaciones de abandono llegan de improvisto y son

atemporales. ¿Hasta dónde es capaz de generar múltiples realidades un ser humano al convertir en enfermedades mentales esas inseguridades?

Luego fue presentada “¿A qué sabe?”, de Yaín Rodríguez, en éste aparece Ernesto, un niño sin sueños ni futuro que vive en un mundo en donde el agua es inaccesible; la contaminación, el uso inadecuado y su concentración privilegiada ha propiciado que pequeños como el protagonista no lo conozcan ni sepan a qué sabe. Ernesto en una noche al regresar a su casa sorprende a sus padres Alicia y Benito con una pregunta que sacude sus conciencias y despierta del letargo: ¿A qué sabe?, la respuesta se desvanece en el silencio e incita una sublevación con un resultado no esperado.

Y para cerrar esta actividad, Bernardet del Río Martínez presentó “Poema para ser visto, leído y recordado al atardecer”.

Al culminar las proyecciones, los directores mantuvieron una charla con los asistentes.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE