LAMENTABLE QUE ASESINATOS DURANTE HALCONAZO SIGAN IMPUNES

La coordinadora nacional de Foro Nuevo Sol del partido de la Revolución Democrática, Hortensia Aragón Castillo, aseguró que es lamentable que a 42 años de distancia del asesinato de 140 estudiantes cometido el 10 de junio de 1971 durante el llamado jueves de Corpus, los responsables de tan deleznable y cobarde hecho, entre ellos y principalmente el ex presidente priista Luis Echeverría, sigan gozando de impunidad total.

Señaló que igual de preocupante es que las demandas que abanderaron los jóvenes que fueron masacrados durante “el halconazo”, entre ellas la democratización de la educación, mayor presupuesto para las universidades públicas del país y el reconocimiento a la diversidad cultural mexicana dentro de las reformas educativas que se plantearon llevar a cabo ese año, sigan sin ser satisfechas.

De acuerdo con Aragón Castillo, con la llegada de Enrique Peña Nieto al poder ha quedado claro que las prácticas de intolerancia que caracterizaron al gobierno de Echeverría no sólo no han desaparecido, sino que, como sucedió durante su toma de protesta como presidente, seguirán siendo parte de los métodos del “Nuevo PRI” para criminalizar la protesta de los jóvenes que se atreven a manifestarse en contra de la injusticia social, los privilegios de la clase política y la falta de oportunidades educativas y laborales persisten desde hace cuatro décadas.

“Mientras persista la falta de memoria histórica que caracteriza a la mayoría de los mexicanos, personajes como Luis Echeverría, que se escudan en su “vejez” para no hacer frente a sus delitos y que son cobijados por gobiernos como el de Peña Nieto, que no ha dado muestras de querer castigar los abusos, no sólo policiacos, seguirán siendo parte de nuestra clase política”, apuntó.

La también vicepresidenta del Consejo Nacional del Sol Azteca, aseguró que nada se puede esperar que suceda con el ex presidente durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero que como parte del partido de oposición más importante que haya tenido México, es su deber seguir insistiendo en el esclarecimiento de tan dolorosos acontecimientos y en el castigo a quienes privaron de la vida a jóvenes cuyo único delito fue solidarizarse con quienes hacían valer el derecho de huelga y defender la autonomía de las universidades públicas del país.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE