Dinero y poder

Código político

Por Juan Gómez

Zacatecas, Zac.-Las proyecciones para el ejercicio del gasto público del 2020 empiezan a ahondar en la preocupación a los gobiernos estatales, pero en estados como Zacatecas, con problemas de rezago, deuda y baja producción, lo colocan en el esquema de una recesión estatal que podría transitar hacia un esquema de inestabilidad social. 

Si no hay dinero público, todos pierden, pero pierde más un estado como el de Zacatecas cuyo aparato comercial, industrial y social, dependen mayoritariamente de la inversión, promoción y acción de la administración estatal.

La iniciativa privada local no se caracteriza por su pujanza y menos aún, por su autosuficiencia económica para iniciar proyectos que permitan, no solo la generación de empleos, sino el desarrollo comercial e industrial del estado. 

Este lunes el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, dará a conocer la perspectiva de conformación del Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos que enviará a la LXIII legislatura del estado, que contendrá la asignación de recursos y las políticas de la hacienda pública local.

Sin embargo primero habrá que pasar la aduana del cierre de año fiscal 2019 en la que nuevamente el tema del gasto educativo acapara la atención de docentes y trabajadores, así como de líderes gremiales y directivos del sector educativo, desde el nivel básico hasta el superior.

El escenario pareciera no ser tan estresante como el año pasado, debido a que el gobierno federal ha tomado algunas precauciones, especialmente para solventar el gasto de las universidades públicas en general y en particular, las que se mantienen en una seria crisis financiera.

Para la secretaria de Educación del gobierno zacatecano, Gema Mercado Sánchez, el Paquete Económico Federal para el próximo año, no sería negativo para el estado. La funcionaria estatal contempla una perspectiva favorable en el sector educativo estatal “en varios millones de pesos”.

A finales del mes de septiembre la Secretaría de Educación Pública informó a los rectores de las universidades agrupadas en la Anuies (Asociacion Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) que se pondría a disposición 2,500 millones de pesos concursables, así como 1,300 millones de pesos para política salarial, lo que será de gran alivio para la Autónoma de Zacatecas que requiere de aproximadamente 400 millones de pesos para cerrar el año.

El problema de las finanzas estatales se enfrentará con mayor crudeza el próximo año, cuando se haga efectiva la reducción presupuestal que se asigna a las entidades federativas.

Y es que para el año 2020 se avizora una caída del 0.52% que se traduce en 17,896 millones de pesos menos en la Recaudación Federal Participable (RFP), de la cual los gobiernos estatales reciben sus transferencias. Cabe señalar que la ultima caída fue en el año 2015 y registró 1 por ciento.

La actual administración estatal solo obtiene el 8 por ciento de ingresos de recaudación propia, mientras que el 92 por ciento del Presupuesto Estatal se conforma con asignaciones de la federación.

Esta dependencia de la federación provocará una mayor estrechez financiera puesto que las aportaciones y participaciones se reducirán en 27 estados del país, lo que afectará el otorgamiento de servicios en sectores básicos como salud, educación y seguridad, entre otros. Solo Quintana Roo, Nuevo León y Aguascalientes recibirán más recursos vía participaciones y aportaciones el próximo año.

Cabe mencionar que las transferencias federales en promedio representaron el 89 por ciento de los ingresos totales de las entidades federativas, en tanto que los ingresos propios representaron en promedio solo el 11 por ciento. Solamente los estados de Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, CDMX, Guanajuato, Estado de México, Nuevo León, Querétaro y Quintana Roo registraron un promedio superior porcentual.

Este lunes el gobernador Alejandro Tello y su secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, darán un panorama sobre el efecto de la perspectiva del Paquete Presupuestal 2020, que indudablemente impactará negativamente en el estado, en donde se han dejado de recibir los recursos del Fondo Minero (718 millones de pesos) y se resienten los efectos de la desaparición del programa 3X1 y del Ramo 23.

Con estas disminuciones presupuestales el poder político de la 4T se verá mermado, pues para ningún partido que gobierne le es favorable la reducción del gasto público, pese a la entrega de dinero a través de los programas sociales que no reactivan la economía, y que están siendo recibidos por la población abierta y por un amplio sector joven.

El próximo año será el preparativo de los precandidatos a un puesto de elección popular que tendrá su registro en el 2021, año en el que el Movimiento de Regeneración Nacional intentará, con el impulso presidencial, ganar la mayoría ¿o totalidad? De las entidades federativas en disputa electoral, entre ellas, Zacatecas.

Este manejo de la economía en la que se observa la concentración y la ausencia de equilibrios en la asignación presupuestal ¿permitirá el posicionamiento electoral de la Cuarta Transformación? ¿Favorecerá la estabilidad social y política?

Al tiempo.

@juangomezac

*

*

Top
CLOSE
CLOSE