Se castiga más el robarse una vaca, que la pornografía infantil: Nahle

Zacatecas, Zac.- Convocado por las Senadoras Josefina Vázquez Mota y Geovanna Bañuelos de la Torre a participar en el Foro “Pornografía Infantil y Turismo Sexual Infantil en México: Una Triste Realidad”, el Magistrado Arturo Nahle García, Presidente del Tribunal Superior de Justicia, aseguró que hay mucho por hacer en el ámbito legislativo, especialmente en los congresos locales, pues en Zacatecas, “Se castiga más el robarse una vaca, que la pornografía infantil”.

El Magistrado Presidente detalló que el delito de abigeato (robo de ganado) en el Código Penal para el Estado de Zacatecas, tiene penalidades de 4 a 12 años de cárcel, mientras que la pornografía infantil contempla entre 4 y 8 años de cárcel; por ello, llamó a aplicar la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas, cuya penalidad corresponde a entre 15 y 30 años.

Luego de resumir que en Zacatecas el año pasado se denunciaron 24 mil delitos y de ellos, solo 16 correspondieron a la trata de personas, 44 a corrupción de menores y 217 a abuso sexual, dijo “tenemos un grave problema en el tema de la denuncia, pues pareciera que nos enfrentamos a un delito que no se denuncia o que no existe”, cuestionando las cifras negras, es decir, aquellas que no se conocen, sin embargo, subrayó que a pesar de que no se realice una denuncia, estos delitos se pueden perseguir “de manera oficiosa”.

Nahle García explicó que en el Código Penal para el Estado de Zacatecas la pornografía infantil está tipificada como “Delitos contra el desarrollo de las personas menores de edad y la protección integral de personas que no tienen la capacidad para comprender el significado del hecho” y está tipificado específicamente en los artículos 181 y 182.

De igual manera reflexionó sobre la importancia de que los padres de familia estén al pendiente de sus hijos y vigilen el uso de los aparatos celulares; pues dijo “con el acceso a las redes pueden ser enganchados a situaciones terribles, verdaderamente graves que tienen que ver con pornografía y explotación sexual”.

Por lo anterior compartió que tuvo la oportunidad de recorrer todas las preparatorias de Zacatecas cuando fue Procurador de Justicia en el Estado en un programa de prevención del delito, pero advirtió que el problema no se encuentra solo en las preparatorias, sino que se genera desde la secundaria y primaria y con todo aquél menor de edad que posea un teléfono celular sin vigilancia de sus padres de familia.

Finalmente, el Magistrado Presidente lamentó que esta práctica se pueda encontrar presente no solo en entidades turísticas de México, sino incluso en escuelas de formación básica y por ello, reconoció la iniciativa del Senado de República para propiciar Foros en esta materia que abonen al combate de esta innegable y dolorosa realidad.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE