Los Jóvenes Deben Responder

Visión y percepción

Por Salvador del Hoyo B.

Zacatecas, Zac.-La semana que acaba de concluir se destacó por la falta de interés de los jóvenes de 30 a 39 años de edad (en un gran porcentaje) por acudir a vacunarse contra el COVID-19.

Sólo el primer día se vio una afluencia importante en los diferentes puntos de vacunación que se instalaron en Zacatecas y Guadalupe. Pero los tres días siguientes las sillas se veían solas, en las instalaciones de la FENAZA, en la UAZ Siglo XXI y otros lugares de Guadalupe.

Las redes sociales y medios de comunicación dieron cuenta de la falta de empatía y responsabilidad de este sector, por no vacunarse y brindar más seguridad para ellos y sus familias.

Los adultos mayores – incluso jóvenes que sí se vacunaron- han cuestionado fuertemente esta actitud de “valemadrismo” (así los han tachado en redes sociales) de los jóvenes que no acudieron al llamado del sector salud y no dejan de divertirse, los fines de semana, en los antros de Zacatecas.

Vaya complicidad, también, de los dueños de estos establecimientos, además de los salones de fiestas donde no se respetan, mínimamente, los protocolos sanitarios. No les interesa la salud de sus clientes y permiten llenar sus lugares de jóvenes que no miden consecuencias.

Durante la semana, el diputado Omar Carrera subió un comentario a sus redes sociales, en donde decía que se deberían pedir “certificados de vacunación” (esos que ya expide la Secretaría de Salud federal) para permitir el acceso a antros, salones de fiestas, etc.

Pero no faltó el joven, aduciendo que no se debería permitir este atentado a la “libertad individual” y estaría dispuesto a tramitar amparos con el fin de evitar que se actúe contra ellos. Además algunos jóvenes señalan que las vacunas no sirven. ¡Vaya falta de sensibilidad, responsabilidad y sentido común!

Justo el día de hoy (lunes) inicia la vacunación para jóvenes de 18 a 29 años de edad. A ver cómo reaccionan pero, hay qué decir que este grupo también entra en los que divierten sin miramientos en antros y fiestas.

También mucha gente se pregunta: “¿Las autoridades porque permiten que, tanto los “antreros” como los jóvenes hagan lo que quieran?

Si no se ejerce mano firme los contagios de COVID-19 continuarán y llegar a la “inmunidad de rebaño”, tardará mucho tiempo más.

Por cierto, no dejemos de usar cubrebocas, ni asistamos a eventos multitudinarios. Estamos obligados a seguirnos cuidando, aunque ya estemos vacunados.

Etiquetas

Noticias relacionadas

*

*

Top