Abre el Centro de la Imagen del Conaculta tres muestras que nos llevan por lo histórico, lo contemporáneo y lo vivencial

Fueron inauguradas las muestras La fotografí­a en la Revolución; Expofotoperiodismo 2011; y Locuralocúralocura, de Pedro Tzontémoc.

Un recorrido por la fotografí­a de prensa en 2010, la selección de imágenes que documentan la Revolución Mexicana, procedentes de los archivos de la Fototeca Nacional del INAH, y la experiencia de un fotógrafo ante el diagnóstico de una enfermedad, son los temas de las tres exposiciones que abrió este jueves el Centro de la Imagen del Centro Nacional de las Artes de Conaculta.

Se trata de las muestras Expofotoperiodismo 2011; La fotografí­a en la Revolución y Locuralocúralocura, que fueron inauguradas por Alejandro Castellanos, director del Centro de la Imagen; Eduardo Verdugo, integrante del Comité de Fotoperiodismo 2011; Juan Carlos Valdés, director de la Fototeca Nacional del INAH; Patricia Massé y Daniel Escorza, investigadores del INAH y curadores de la muestra La fotografí­a en la Revolución; así­ como el fotógrafo Pedro Tzontémoc.

Alejandro Castellanos recordó que hace alrededor de seis años concluyó en el Centro de la Imagen la Bienal de Fotoperiodismo, por lo que es importante para esta institución tener de regreso el trabajo de los fotoperiodistas.

“Espero que también sea importante para ellos, sobre todo porque como lo veremos muy bien en la exposición de La fotografí­a en la Revolución, su trabajo es trascendente a lo largo del tiempo. Por eso, en esta ocasión esperamos que estas exposiciones que hemos tratado de ligar muestren el valor del trabajo de los fotógrafos de prensa y la necesidad de no sólo exhibirlo, sino archivarlo y conservarlo para las generaciones futuras”, indicó el director del Centro de la Imagen.

Expofotoperiodismo llegó a su séptima edición con la participación de 267 fotógrafos de todo el paí­s, quienes postularon un total de 2 mil 14 imágenes. De éstas, Darí­o López Mills y Keith Dannemiller, curadores de la muestra, eligieron las 181 piezas que ahora se presentan y que a su juicio, “mejor representan y dignifican el trabajo realizado por los fotógrafos de prensa en México durante 2010”.

Se trata de fotografí­as qua abordan temas como la violencia en la frontera norte del paí­s, el narcotráfico, el futbol, los desastres naturales, la migración, la diversidad sexual y el terremoto de Haití­ conforman la exposición, en la que ambos curadores coinciden en destacar la habilidad y creatividad de los fotógrafos de prensa para resolver las imágenes que distribuyen periódicos, agencias y revistas.

Eduardo Verdugo, integrante del Comité de Expofotoperiodismo 2011, expresó que a siete años de la primera edición cada vez se cuenta con más fotógrafos interesados en participar. “Esta exposición no es sólo de unos cuantos o únicamente de los seleccionados, es de todos los fotoperiodistas que trabajamos en México y que hemos podido llegar hasta aquí­ a pesar de las adversidades que se presentan año con año y encontrar apoyos y espacios donde se reconozca nuestro trabajo.

“Creemos necesario generar un serio análisis y una reflexión constructiva para mejorar la calidad y el nivel actual del fotoperiodismo en México, pero esto sólo será posible si logramos consolidarnos como un gremio, una colectividad, una comunidad en constante reciprocidad. Por esta razón creemos particularmente relevante el haber recuperado el Centro de la Imagen, que sin duda puede funcionar como plataforma para este propósito”, señaló Eduardo Verdugo.

Locuralocúralocura

Al referirse a la exposición que presenta, el fotógrafo Pedro Tzontémoc explicó que se trata de un recorrido por 10 años en búsqueda del diagnóstico de una enfermedad que aún no está establecida. “Lo que verán ustedes es una reflexión fotográfica y literaria sobre lo que significó esta experiencia para mí­. Más que verlo como un trabajo de fotografí­a documental, creo que es la fotografí­a como una especie de bitácora vivencial y en ese sentido los 10 años en los que se buscó el diagnóstico fueron sistemáticamente fotografiados”.

A principios del año 2000 el fotógrafo Pedro Tzontémoc, fue diagnosticado con esclerosis múltiple, lo que de manera inmediata lo llevó a emprender un arduo y por momentos frustrante camino por la recuperación de la salud. Este afán lo ha llevado a recorrer paí­ses como Uruguay, Panamá y Francia. Acompañado de sus seres queridos y su cámara fotográfica, Tzontémoc registró a través de numerosas imágenes los diversos procedimientos a los que fue sometido a lo largo de esta década.

El resultado de esta experiencia es el proyecto editorial Locuralocúralocura, editado por Artes de México, de la cual se desprende la exposición homónima que se presenta en el Centro de la Imagen. Se trata de una selección de fotografí­as en donde Pedro Tzontémoc nos acerca a los lugares y rostros que, en su momento, representaron una esperanza de sanación. Médicos, especialistas, brujos, chamanes, neurólogos, curanderos, videntes, hueseros y masajistas, entre muchos otros protagonizan este registro de testimonios y fotografí­as en blanco y negro.

La fotografí­a en la Revolución Mexicana

La rica iconografí­a que existe en torno a la Revolución Mexicana permitió que con motivo de las celebraciones de su Centenario –durante 2010– se abrieran nuevas vetas de investigación, análisis e interpretación de las imágenes producidas en aquella época.

En este contexto la exposición La fotografí­a en la Revolución Mexicana, curada por Patricia Massé y Daniel Escorza, se concentra en el ejercicio fotográfico que se desarrolló en la época. Dada la importancia de los acontecimientos, cientos de fotógrafos profesionales, aficionados, mexicanos y extranjeros documentaron la experiencia  que vivieron a través de los protagonistas de los movimientos armados y de la población en general.

Patricia Massé consideró que es de celebrar este encuentro de imágenes que empezaron a circular, muchas de ellas, en la prensa nacional de hace 100 años, conjuntamente con el trabajo que los fotoperiodistas mexicanos realizaron en 2010.

“La exhibición, que reúne imágenes realizadas en su mayor parte por fotógrafos que entregaron su trabajo a la prensa fotoperiodí­stica, pretende hacer patente a un público amplio la celebración de un Centenario que no precisamente atañe a la historia polí­tica de nuestro paí­s, sino a la historia del fotoperiodismo. Este año los foto reporteros deben sentirse orgullosos de cumplir 100 años de la consolidación de su profesión a nivel gremial.

“En 1911, un grupo de fotógrafos que realizaban un trabajo de manera independiente, se organizaron para crear la Asociación de Fotógrafos de Prensa de la Ciudad de México, y una de las primeras acciones que realizaron como gremio fue una exposición colectiva que abrieron al público a fines de ese mismo año”, recordó la curadora.

Las exposiciones La fotografí­a en la Revolución; Expofotoperiodismo 2011 y Locuralocúralocura, de Pedro Tzontémoc, permanecerán en exhibición hasta el próximo mes de mayo, en el Centro de la Imagen, ubicado en Plaza de la Ciudadela 2, Centro Histórico.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE