PERJUDICIAL PARA LA SALUD LA GRASA ACUMULADA EN EL ABDOMEN

La obesidad abdominal o grasa acumulada en la cintura es altamente perjudicial para la salud, al grado de que duplica el riesgo de morir a causa de cualquier padecimiento, y en los pacientes cardiacos la posibilidad de sufrir un infarto del miocardio se incrementa nueve veces.

Si la cintura del hombre es mayor de 93 centí­metros y de la mujer de 84, se tiene un alto porcentaje de posibilidades de padecer diabetes mellitus, según lo han demostrado estudios hechos en México.

Carlos Gómez Rodrí­guez, coordinador de Salud Pública del IMSS en Zacatecas, precisó que este tipo de obesidad se ha asociado con el desarrollo de hipertensión arterial y la elevación de las grasas en sangre, componentes del sí­ndrome metabólico, el cual representa un riesgo inminente para sufrir infarto agudo del miocardio e infarto cerebral, que constituyen la primera y tercera causas, respectivamente, de muerte en el mundo.

Añadió que el cúmulo de grasa en la cintura incrementa de dos a tres veces el riesgo de presentar cáncer de páncreas, esófago, gástrico, colon, recto y mama; y la mujer, además, tiene mayor probabilidad de padecer sí­ndrome de ovarios poliquí­sticos.

La obesidad, puntualizó, es el detonador principal del sí­ndrome metabólico y constituye un estado anormal del ser humano, desafortunadamente, el problema es que en general aún se percibe como sinónimo de poder económico, riqueza o bienestar, cuando en realidad se debe concebir como una enfermedad.

Para el desarrollo de la obesidad, dijo, hay dos condiciones fundamentales: la falta de actividad fí­sica y la presencia de una carga genética en la población mexicana, que durante mucho tiempo no dio problemas pero cuyo comportamiento se modificó debido a la influencia de nuevas modalidades de comida, es decir, ahora se consumen más alimentos artificiales con conservadores, de bajo valor biológico y abundantes carbohidratos, componentes que se encuentran en hamburguesas, hot dog, pizzas, etc.

Por ello, es importante acudir periódicamente a los consultorios PREVENIMSS, donde le orientarán sobre cómo mantener un peso corporal adecuado, hacer ejercicio y evitar adicciones como el tabaquismo y el consumo de alcohol, subrayó. Asimismo recomendó que desde la segunda década de vida, se revisen los niveles de colesterol, triglicéridos, azúcar y presión arterial.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE