EL PíE DIABí‰TICO ES LA CAUSA MíS FRECUENTE DE AMPUTACIӓN DE EXTREMIDADES INFERIORES

Un zapato que aprieta, el doblez de un calcetí­n o cualquier pequeña lesión  como los callos  o las ampollas en los pies de un diabético, pueden originar la muerte  de fibras  musculares y por consecuencia  producir la necesidad  de una amputación, ya que con el paso del tiempo la diabetes mellitus altera igual  la vascularidad que la sensación nerviosa  de las extremidades  inferiores.

El ocho por ciento de la población padece diabetes mellitus, por lo que el pie diabético es la causa más frecuente de amputación de las extremidades inferiores, dijo Carlos Amador Muñoz Lira, coordinador  delegacional de Atención Médica, quien subrayó que un buen control, así­ como el diagnóstico y tratamiento oportunos pueden evitar una mutilación.

Entre catorce y dieciocho pacientes son atendidos mensualmente por dicho problema en los hospitales del IMSS en Zacatecas y este tipo de lesiones son más frecuentes en personas mayores de 50 años, razón por la que siempre hay pacientes hospitalizados por este padecimiento, cuyas lesiones han avanzado a tal grado que es necesario amputar.

Explicó que el pie diabético requiere de tratamiento médico y quirúrgico, porque en ocasiones solamente se requiere quitar tejido muerto, pero desafortunadamente existen casos en los que se deben hacer amputaciones parciales, como es el caso de los dedos o partes más extensas del miembro, según sea el grado de la lesión.

Muñoz Lira agregó que la vista del diabético también sufre alteraciones, por lo que llegan a tener dificultad para observar sus pies y detectar lesiones muy pequeñas, de ahí­ que recomendó no cortarse por si mismo las uñas para evitar complicaciones mayores que pueden afectar su calidad de vida y la de sus familiares.

Por otra parte, quienes padecen diabetes avanzada no deben hacerse baños de pies, pues la insensibilidad provocada por la enfermedad les impide percatarse de la temperatura real del agua y pueden sufrir quemaduras.

Muchas de las causas de la gangrena se podrí­an evitar mediante una revisión sistemática, por lo cual, el especialista recomendó que al acudir con el médico familiar siempre se quiten zapatos y calcetines para que les revisen los pies.

Añadió que las insuficiencias arteriales por tabaquismo también pueden ser responsables de este tipo de gangrena, aunque es el pie diabético la principal de sus causas . Quien lo padece no debe caminar mucho cuando estrene zapatos y procurar  que estos sean blandos.  También se recomienda el uso de calcetines de algodón.

El especialista del IMSS señaló que los sí­ntomas que deben hacer pensar a un diabético que tiene alterada la sensibilidad son: sensación de adormecimiento, de frio o calor en los pies y a veces de quemaduras; esto debe comunicarse al médico en sus visitas de control.

Muchos de los casos de diabetes se detectan tardí­amente, a veces hasta que la persona acude con gangrena en alguno de sus pies, dijo el doctor  Muñoz Lira, quien añadió que, cuando las arterias están muy afectadas y la infección es grave o avanzada, la amputación es inevitable.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE