DISERTAN SOBRE LA PRESENCIA DE Lí“PEZ VELARDE EN SAN LUIS POTOSí, AGUASCALIENTES, CIUDAD DE Mí‰XICO Y ZACATECAS

Zacatecas, Zac.- Sofí­a Ramí­rez de Aguascalientes, EnziaVerduchi de la Ciudad de México, Armando Adame de San Luis Potosí­, Veremundo Carrillo Trujillo de Zacatecas y Juan Antonio Caldera como moderador, fueron los invitados de la primera mesa redonda denominada Las Provincias y la Metrópoli. Estancia  y presencia de Ramón López Velarde (Aguascalientes, San Luis Potosí­, Jalisco, Zacatecas, Ciudad de México).

Esta conferencia, que forma parte de las actividades de las Jornadas Lopezvelardeanas 2011, versó sobre la estancia del bardo jerezano en los Estados antes mencionados: lo que realizó y a quién conoció en cada entidad que le dio rumbo a su quehacer literario.

Sofí­a Ramí­rez introdujo su charla aludiendo que Ramón López Velarde  es el poeta, el más querido, el más personal, el más intimo; en cada poema suyo nos reconocemos y redescubrimos el mundo de maravillas que hemos perdido, el pasmo de los cinco sentidos se manifiesta en cada lectura de su obra.

Y añadió: sus recuerdos son nuestros recuerdos, ese cielo cruel es el que nos cubre cada mañana de provincia, los aromas de la tierra mojada, el pan recién horneado, el rompope, el asado de boda, de la iglesia, del crisantemo que se respira en el instante que surge su palabra, así­ es la literatura lopezvelardeana clara y secreta, llena de luz y llena de sombra.

EnziaVerduchi, proveniente de la  Ciudad de México dio lectura al texto titulado “Ramón López Velarde el caminante de la Avenida Madero”. En éste se describe la llegada de Velarde a la capital. Citó al doctor Pedro de Alba, quien dijo que López Velarde en cuanto llego deshizo las maletas, se dedico a recorrer la ciudad con un parcelase recato y una precavida mesura; también cito a José Gorostiza quien lo describió como sensual y descubridor; cómo andaba el poeta jerezano en la Ciudad de México y cómo era en su apariencia.

Veremundo Carrillo, en su participación, compartió parte de la infancia del vate en Jerez y Tepetongo; cómo fue su preparación en la capital zacatecana, que duro dos años. Asimismo mencionó la importancia de la fe que le tuvo a la Virgen de la Soledad, describió como él querí­a a su pueblo y mujeres con el poema “Jerezanas”, e hizo énfasis en algunas influencias en sus letras.

Finalmente, de San Luis Potosí­ Armando Adame, hizo mención de la parte polí­tica y crí­tica hacia la misma, en sus diversas publicaciones en diarios del Estado vecino potosino, en el periódico la Voz de San Luis, en su columna renglones liricos. Su primer texto que habla de polí­tica fue a favor de Francisco I. Madero.

Habló sobre algunas mujeres que estuvieron cerca de él en su estancia en este estado y se hizo mención de poemas como “Hermana hazme llorar”, “El candil”; así­ como nuevamente se hace presente en este estado y en la vida del poeta Eduardo J. Correa con quien trabajaba en el periódico “La Nación”.

Los participantes en esta mesa, dedicada a la presencia del poeta jerezano en estos lugares, recibieron un reconocimiento por parte del IZC, estancia encargada de llevar a cabo este importante evento en honor del prócer de las letras en Zacatecas.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE