ATIENDE IMSS CASOS DE RINITIS ALí‰RGICA

La incidencia de rinitis alérgica se incrementa en la época de calor, ante presencia de alérgenos como pólenes de pasto, flores, plantas o árboles, polvo casero, hongos e, incluso, por alimentos y medicamentos.

Esta enfermedad, de origen inmunológico, es frecuente en la población en general, aunque con mayor prevalencia en niños y adultos jóvenes –de 5 a 20 años–, y también se puede asociar con irritación en la piel causada por poliéster y exposición al sol.

Ante este panorama, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con médicos especialistas e infraestructura para realizar diagnósticos oportunos y brindar terapia en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), que se complementan con pruebas de inmunologí­a y alergia, cuyos resultados permiten conocer las causas que condicionan la alergia.

El médico otorrinolaringólogo Juan Rosas Peña, jefe de Consulta Externa del Hospital General Regional (HGR) número 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, dijo que la rinitis alérgica se caracteriza por inflamación de las ví­as respiratorias, que agrava padecimientos bronquiales y de asma.

El paciente, añadió, refiere sí­ntomas de picor nasal, estornudos, rinorrea (secreción nasal), taponamiento y, en ocasiones, disminución del sentido del olfato. Además, malestar general, dolor de cabeza, alteraciones del sueño, dificultad para la práctica deportiva y relaciones sociales, así­ como comezón en nariz, ojos, oí­dos y faringe, aunque no se trata de una enfermedad fatal.

El especialista del IMSS comentó que el origen de la rinitis alérgica radica en varios factores, entre ellos, la carga genética, que al igual que el asma y la dermatitis atópica, tienen un fuerte componente hereditario, casi siempre relacionado con familiares cercanos que tienen la misma enfermedad o con alergias similares.

Agregó que este mal también puede presentarse por intolerancia a algunos alimentos: proteí­na de la leche, yema de huevo; algunas frutas como fresa, manzana y durazno, entre otros, que desencadenan inflamación.

Para evitar problemas de exacerbación de alergias, el especialista recomendó: mantener las casas bien ventiladas e iluminadas con el sol y limpiar con trapo húmedo, a veces incluso con cloro, porque al barrer o sacudir se pueden incrementar las molestias del enfermo.

Finalmente, el jefe de Consulta Externa de Otorrinolaringologí­a del HGR número 1 reiteró que ante cualquier situación que genere insuficiencia respiratoria, caracterizada por sibilancias (emitir sonido parecido a chiflar cuando se habla), incremento de la tos o dificultad respiratoria (disnea), se debe acudir a la UMF o al servicio de Urgencias de los hospitales del IMSS.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE