¿QUí‰ TIPO DE CAMPAí‘A DISEí‘ARíN LOS CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA?

Por: Héctor Alvarado

Con la declinación de Manlio Fabio Beltrones a sus aspiraciones a la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, se ha definido  que Enrique Peña Nieto, el ex gobernador del Estado de México, será el candidato de la alianza PRI, Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido Nueva Alianza (PANAL) en la elección del próximo año. El Senador Beltrones anunció su dimisión en una carta en la que también reprochó que en el PRI: “haya quienes tienen prisa y alegan la necesidad de la unidad para conservar privilegios o para garantizar sus intereses personales o de grupo”.

En esta etapa del proceso electoral, cuando ni siquiera ha iniciado el plazo legal para realizar el proceso interno de selección de candidatos, ya se han definido dos de los tres aspirantes que aparecerán en la boleta de la elección del próximo mes de julio; uno es Andrés Manuel López Obrador que encabezará la alianza entre los partidos de izquierda, PRD, PT y Movimiento Ciudadano y el otro Enrique Peña Nieto que será postulado por el PRI, el PVEM y el PANAL. Sólo falta por definir al candidato del Partido Acción Nacional, único instituto polí­tico que tendrá una contienda interna real, la disputa está entre la diputada con licencia Josefina Vázquez Mota, el Senador con licencia Santiago Creel y el ex Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, a más tardar el 19 de febrero se definirá a quien encabece la candidatura del partido que actualmente tiene el control del Gobierno Federal.

En los últimos dí­as, se ha planteado, en el cí­rculo polí­tico y en algunos medios de comunicación, la pregunta de si Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto recurrirán al mecanismo de inscribir a un sparring que aparente una contienda interna en sus respectivos partidos polí­ticos, con el fin de acceder a la parte que les corresponde de los más de 43 millones de spots que estarán destinados a la etapa de precampaña que inicia el mes de diciembre. Las encuestas dicen que ninguno de los dos candidatos tiene necesidad de esta estrategia marrullera y de simulación, pues su grado de conocimiento entre la población es muy elevado,  del 96 por ciento para López Obrador y 94 por ciento para Peña Nieto, según la encuesta de octubre de Consulta Mitofsky.

La pregunta que nos hacemos los ciudadanos de a pié es: ¿qué debemos esperar de la contienda presidencial?; ¿una campaña repleta de descalificaciones y guerra sucia o una campaña de propuestas y soluciones a los problemas de nuestro paí­s, es decir, una campaña de Marketing Polí­tico auténtico?

La sociedad está cansada de calumnias, acusaciones infundadas, escándalos, mentiras, señalamientos mediáticos para desprestigiar al adversario y guerra sucia; tampoco queremos diagnósticos, ya sabemos que en México hay inseguridad, violencia, secuestros, muertes, desempleo, crisis económica, pobreza, marginación, mala calidad educativa, insuficiente cobertura de Salud, un campo que atraviesa por una de sus peores épocas, entre muchos otros problemas, lo que la gente necesita son acciones, obras concretas, programas que resuelvan la problemática de cada región, en resumen, los mexicanos necesitamos soluciones y no más lamentos.

Se requiere la implementación del Marketing Polí­tico, es decir, un proceso mediante el cual se investiguen y determinen las necesidades de servicios, programas y obras públicas que tiene la sociedad mexicana; crear una oferta polí­tica que satisfaga esas necesidades elevando la calidad de vida de los mexicanos y que  a los partidos les permita obtener o conservar el poder, la mercadotecnia se trata de crear satisfactores a necesidades reales.

El Marketing Polí­tico no concluye con la elección, es un proceso permanente, en el que, el  ganador de la contienda, debe mantener la visión de otorgarle resultados concretos al electorado, cumpliendo con las expectativas de satisfacción generadas en la población durante la campaña electoral, quien piense que el Marketing se termina con la elección, está muy equivocado y destinado a que su gobierno fracase.

El Marketing Polí­tico también establece la rendición de cuentas reales, no simulaciones como actualmente ocurre con el informe anual de labores, por ello será muy importante que los candidatos planten un modelo de indicadores de la opinión pública, entendida como el resultados de la investigación y determinación de las necesidades de población, no como las notas, columnas, artí­culos, crónicas y reportajes publicados en los medios de comunicación, así­ como un mecanismo de evaluación de satisfactores para corroborar que las metas y objetivos ofrecidos en la campaña electoral se cumplen cuando se es gobierno.

Aún no está definido el ganador de la contienda electoral del 2012, a pesar de los números que muestran las encuetas, la moneda está en el aire y la decisión está en el voto de los ciudadanos. Afirmo que la Presidencia de la República, la ganará quien realice una campaña de Marketing Polí­tico, ofreciendo soluciones reales a los problemas de la sociedad y no quien haga más descalificaciones, insultos y guerra sucia como ocurrió en el 2006.

Punto Final.

Nuestro paí­s vive una nueva ola de terror con el asesinato de 24 personas en Sinaloa y el hallazgo de 26 cuerpos muertos más en Guadalajara, Jalisco, el nuevo Secretario de Gobernación, Alejandro Poiré respondió a estos hechos, solamente, con más discursos, la pregunta es: ¿Hasta cuándo nuestro paí­s seguirá viviendo en este hoyo negro de violencia y muerte?.

Se acabó el “Buen Fin”, ahora a pagar las deudas. Me llamó la atención que el Secretario de Turismo de Zacatecas, Pedro Inguanzo no haya entendido que este programa era para incentivar el consumo y no el turismo, en su carácter de representante de nuestra entidad ante el Consejo de Promoción Turí­stica, deberí­a proponer el programa “Viaja México”, ese sí­, con el fin de atraer visitantes a nuestra entidad.

Twitter: @hectoralvaradox

*

*

Top
CLOSE
CLOSE