CIERRA 2011 CON AVANCES EN PARTICIPACIӓN POLíTICA DE MEXICANAS

Logran blindar cuotas de género para comicios de 2012

Por Anayeli Garcí­a Martí­nez

México, DF. (CIMAC).- En 2011 la participación polí­tica de las mexicanas se fortaleció tras las reformas para blindar las cuotas de género en las candidaturas a diputaciones y senadurí­as, y para transparentar el gasto del dos por ciento que los partidos polí­ticos deben destinar al impulso de liderazgos femeninos.

A unos meses de que inicie la contienda electoral de 2012, el Instituto Federal Electoral (IFE) actualizó su Reglamento de Fiscalización, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió una sentencia para blindar la cuota del 60-40 y la Cámara de Diputados aprobó una reforma para evitar la simulación de estas cuotas.

El primer avance a favor de las mujeres se dio el pasado 4 de julio cuando el Consejo General del IFE aprobó un nuevo Reglamento de Fiscalización que obliga a los partidos polí­ticos a transparentar el dos por ciento de sus recursos, destinados a promover y fomentar el desarrollo de liderazgos femeninos.

De acuerdo con la fracción V del artí­culo 78 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), cada partido polí­tico deberá destinar anualmente el dos por ciento de su financiamiento público ordinario para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo polí­tico de las mujeres militantes.

Si bien en los últimos cuatro años estos recursos han aumentado en un 26 por ciento, fue en 2008, cuando por primera vez se destinaron fondos para este fin y los partidos recibieron 49 millones de pesos (mdp).

Para 2009 recibieron 54 mdp, en 2010 alcanzaron 58 mdp y en 2011 suman 62 mdp. No obstante, estos recursos no se han utilizado para el beneficio de las mujeres.

Un análisis realizado este año sobre la aplicación del dos por ciento, realizado por el Consejo Ciudadano Mujeres al Poder, reveló que los partidos polí­ticos no ejercí­an el presupuesto destinado para tal fin, o bien, lo utilizaban para pagar material promocional, fumigación, seguridad, servicios de lavanderí­a y servicios generales, pero no para capacitar a sus militantes.

Ante esta situación polí­ticas, académicas y representantes de la sociedad civil conformadas en varios grupos crearon el movimiento “2% y + mujeres en polí­tica” cuyo objetivo principal fue reglamentar el artí­culo 78 del Cofipe, para promover la transparencia y la rendición de cuentas.

Tras desarrollar una propuesta de reglamentación del dos por ciento, lograron que el IFE aprobara (el 4 de julio) las nuevas reglas de fiscalización, mismas que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 7 de julio.

Entre los aportes de este nuevo reglamento destacan la definición de términos como capacitación, desarrollo del liderazgo polí­tico de las mujeres, entre otras, y proporciona ejemplos claros de cómo y en qué se puede gastar este dos por ciento para considerar que realmente está abonando al desarrollo de liderazgos femeninos.

La medida también obliga a los partidos polí­ticos a presentar un plan de trabajo anual que precise objetivos, metas e indicadores además de incluir las actividades que darán cumplimiento a esos objetivos, el presupuesto para cada actividad y el nombre de la o el responsable que se hará cargo de la misma.

SEGUNDO AVANCE

Meses después de la resolución del Consejo General del IFE, la segunda autoridad electoral, el TEPJF emitió una sentencia a favor de las mujeres militantes, ya que sentó criterios para evitar la simulación de las cuotas de género en el registro de candidaturas a cargos de elección popular para los comicios de 2012.

El 30 de noviembre de este año, el Tribunal electoral resolvió un juicio presentado por mujeres militantes de los Partidos Revolucionario Institucional, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano, quienes impugnaron las reglas que aprobó el IFE para registrar las candidaturas a diputaciones y senadurí­as en las elecciones del próximo año.

Al analizar el tema, el TEPJF resolvió que los partidos polí­ticos deben cumplir sin excusas con la cuota de género de 40 por ciento de candidaturas femeninas para diputaciones y senadurí­as, y que las candidaturas propietarias y suplentes, deben ser del mismo sexo.

Con esta resolución la autoridad electoral blindó las cuotas de género y sentó las bases para evitar que las candidatas electas abandonen su curul para dejarlo a un suplente varón, por lo que en las elecciones del año entrante ambos candidatos, tanto propietario como suplente, deberán ser del mismo sexo.

Luego de esta sentencia, la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados dictaminó una iniciativa para reformar el Cofipe y hacer valer la resolución del TEPJF, la cual, solo aplica para los comicios de 2012.

El pasado 15 de diciembre el pleno de la Cámara baja aprobó el dictamen para reformar el Cofipe y establecer que las candidaturas propietarias y suplentes sean del mismo sexo.

Con estas modificaciones a la ley electoral se busca impedir las licencias de mujeres para ceder su lugar a favor de su suplente hombre. Ahora sólo falta que la reforma sea avalada por el Senado.

Pese a estos avances, en la reforma polí­tica -que tras diversas modificaciones ha pasado del Senado a la Cámara de Diputados, y viceversa- no se incluyó la paridad (50-50) como lo demandaron mujeres polí­ticas y organizaciones civiles.

De acuerdo con información del IFE hasta septiembre pasado, la Cámara baja estaba conformada por 64 mujeres que llegaron al cargo por el principio de mayorí­a relativa (uninominales) y 78 por el de representación proporcional (plurinominales).

En tanto, en el Senado, integrado por 128 senadores, sólo habí­a 29 mujeres.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE