POR ENFRENTAMIENTOS Y NARCOBLOQUEOS, HACE UN Aí‘O ZACATECAS SE DETUVO

Fotos: Archivo / www.periodicomirador.com

Hoy se cumple un año del comienzo de los narco bloqueos en Zacatecas, del enfrentamiento que se suscitó en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe entre elementos de la Policí­a Estatal Preventiva e integrantes de la delincuencia organizada que provocó la muerte de un policí­a, siete heridos y dos detenidos, así­ como una gran psicosis entre los habitantes de la capital y Guadalupe, ya que pese al llamado de las autoridades de que los ciudadanos continuaran su vida de manera cotidiana, la ciudad se paralizó.

Gran actividad comenzó a generarse alrededor de las 20:00 horas del 1 de febrero en las redes sociales en Zacatecas, diversos grupos de ciudadanos comenzaron a enviarse mensajes de presuntas balaceras, enfrentamientos, camionetas con hombres armados por diferentes lugares de la ciudad.

Esta situación fue negada por el entonces vocero del Gobierno del Estado, Mario Caballero Ramí­rez, quien literalmente dijo que “no pasa nada” y justamente mientras él lo negaba, se suscitaba un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y elementos de la Policí­a Estatal Preventiva (PEP).

De acuerdo a información generada más tarde por las autoridades gubernamentales, fue precisamente alrededor de las 20:00 horas del 1 de febrero cuando se reportó la presencia de un vehí­culo con hombres armados, en las inmediaciones del establecimiento comercial Office Depot.

En el comunicado se señaló que presentarse al lugar, elementos de la PEP fueron agredidos con armas de fuego, iniciándose un enfrentamiento entre los oficiales y quienes iban a bordo de la camioneta reportada.

Esta refriega dio como resultado la muerte del teniente coronel í“scar Fletes Mora, quien recién se estrenaba como coordinador operativo de la PEP, así­ como de cinco elementos más de la corporación heridos. En los mismos hechos, resultaron lesionados dos civiles: una persona adulta de sexo masculino, quien fue herido de bala en un brazo y un menor de edad, quien sufrió un rozón de bala en la cara y una herida en brazo. También hubo dos detenidos.

Se informó además que simultáneamente a este enfrentamiento, se solicitó apoyo por parte de la Policí­a Federal, ante la presencia de hombres armados en las inmediaciones de sus instalaciones. A estas llamadas acudió el Ejército Mexicano.

Se confirmó además que tras los hechos ocurridos, durante su huida, los delincuentes realizaron bloqueos vehiculares en diferentes puntos de la ciudad y zona conurbada, para impedir ser perseguidos, los que más tarde fueron retirados por las autoridades.

Para evitar ser perseguidos en su huida, los presuntos delincuentes bloquearon la circulación con vehí­culos robados a lo largo de más de 10 kilómetros: sobre la avenida Garcí­a Salinas, el bulevar López Portillo, la calzada de la Revolución Mexicana, el bulevar Héroes de Chapultepec, el crucero de la calzada Solidaridad y la vialidad a Sauceda de la Borda.

Estos fueron los hechos que provocaron que durante la noche del 1 y todo el 2 de febrero Zacatecas se detuviera, pero no sólo eso, lo ocurrido provocó una cascada de comunicados de prensa y cuestionamientos de diversos actores de la sociedad a las autoridades por la situación de violencia en lo que antes fuera uno de los estados más seguros del paí­s.

Sentido homenaje a oficial de la PEP caí­do en enfrentamiento

Luego de haber caí­do en cumplimiento de su deber, al perder la vida en el enfrentamiento con un grupo de la delincuencia organizada el 1 de febrero por la noche, se rindió un sentido homenaje al oficial de la Policí­a Estatal Preventiva í“scar Fletes Mora, quien recientemente se habrí­a integrado a la corporación como Coordinador Operativo.

Los restos del oficial fueron velados en las capillas ISSSTEZAC, y fue precisamente en la parte exterior del velatorio donde se le rindieron honores por parte del Ejército Mexicano, acto en el que se resaltó la valentí­a con la que actuó durante los lamentables acontecimientos ocurridos en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe.

La misa de cuerpo presente se llevó a cabo en la Parroquia de Fátima y fue oficiada por el presbí­tero Baltazar Jiménez Luján, quien destacó en su homilí­a que quien tenga hambre y sed de justicia será recompensado.

Presente estuvo en la ceremonia litúrgica su esposa Estela Hernández de Fletes y sus cuatro hijos, además de nietos y bisnietos.

Estuvieron presentes además, acompañando a la familia Fletes Hernández, Lucí­a Alonso Reyes, presidenta del DIF Estatal; Ví­ctor Manuel Arrieta Farí­as, director de Tránsito del Estado; Antonio de la Torre del Rí­o, director de Protección Civil y Bomberos; el secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto Ortiz; así­ como el director de la Policí­a Estatal Preventiva, Ví­ctor Manuel Bosque.

La ex gobernadora Amalia Garcí­a Medina asistió a la ceremonia y estuvo acompañando a la familia.

Emotiva fue la ceremonia-homenaje a la que acudieron además elementos de diferentes corporaciones en el estado, quienes se dieron cita en este lugar para darle el último adiós a su compañero.

Finalmente, los restos del oficial í“scar Fletes Mora fueron trasladados al panteón municipal Jardines del Recuerdo.

La inseguridad, un legado que hemos recibido: MAR

En una teleconferencia desde Japón, el Gobernador Miguel Alonso Reyes reconoció estar informado “a cabalidad de lo sucedido”, expresó que la inseguridad “es un legado que hemos recibido y que estamos trabajando para superar”.

Señaló que durante esos dí­as mantuvo comunicación directa con el Secretario General de Gobierno y el gabinete de seguridad “porque se trata de situaciones inéditas en México y Zacatecas”.

Aseguró que “estamos trabajando y haciendo la parte que nos corresponde, la otra parte corresponde a la federación, por tratarse organizaciones delictivas, de delitos del fuero federal, estamos trabajando coordinadamente en una actitud de colaboración extrema, con las instancias de seguridad federal y con el Ejército Mexicano.

Finalmente, consideró que “debemos estar conscientes de que Zacatecas no es una isla, no somos una í­nsula fuera del territorio nacional y que nuestra ubicación geográfica que es ventajosa desde el punto de vista económico, es también una desventaja en el sentido de que estamos rodeados de distintos estados que también padecen problemas de inseguridad”.

Mantiene el Gobierno del Estado el control de la situación relativa a la seguridad pública

En conferencia de prensa el Procurador General de Justicia del Estado, Arturo Nahle Garcí­a, aseguró que el Gobierno del Estado mantiene el control de la seguridad pública, tanto en las zonas urbanas como rurales” y pidió a la población “no sea presa de la psicosis que, a través de las redes sociales, desde el anonimato, alguien promueve”.

Reconoció los acontecimientos suscitados en la avenida Garcí­a Salinas, el rescate de una persona en un hospital de Fresnillo por un grupo armado, y los hechos de violencia registrados en la región suroeste del estado, los que son, dijo “consecuencia de pugnas entre grupos delictivos que se disputan territorios”. Sin embargo, consideró que “estos acontecimientos no son motivo para que el miedo extremo se apodere de la sociedad en general”.

Por su parte, el vocero Mario Caballero afirmó que a través de investigaciones de inteligencia de la Secretarí­a de Gobierno, se ubicó a Juan Carlos Flores Aquino como uno de los responsables de la rumorologí­a sobre hechos violentos y destacó que operó desde Morelia, Michoacán.

El buscar culpables dentro de las redes sociales del clima de inseguridad e incertidumbre que se están viviendo, en lugar de dar certeza a los ciudadanos sobre lo que se está haciendo por disminuir los niveles de inseguridad, provocó la desconfianza de la gente, lo que se reflejó en calles vací­as, en la parálisis generalizada de las actividades.

Redes sociales o polí­tica

Cinco dí­as después del enfrentamiento, alrededor de 150 personas participaron en la primera “Marcha por la Paz” a la que convocó el grupo Ciudadanos Vigilando Zacatecas, organizado a través de las redes sociales del Facebook y en la que consignas como “si no pueden, renuncien”, “no más sangre” y “queremos un futuro” fue lo que prevaleció en las pancartas que encabezaban este movimiento.

Pese a que el procurador Arturo Nahle Garcí­a cuestionó el gran flujo de información que provocó la psicosis entre la ciudadaní­a, y que se generó a través de las redes sociales sobre balaceras y presencia de la delincuencia organizada, niños, jóvenes y adultos recorrieron las calles del centro histórico de la ciudad.

La marcha concluyó a las afueras de Palacio de Gobierno en donde los manifestantes señalaron “volveremos a salir” y entonaron en una sola voz el Himno a la Alegrí­a y el Himno Nacional Mexicano y donde aseguraron “que seguiremos subiendo al twitter y facebook, lo que ocurra en nuestra entidad”.

Exhortó PRD a gobierno estatal otorgar garantí­as de seguridad para los zacatecanos ante ola de violencia

Por su parte, el entonces dirigente del PRD, Jorge Eduardo Hiriartt Estrada condenó los hechos violentos ocurridos en la zona conurbada y lamentó que las autoridades estatales y de  procuración de justicia “operen un sesgo informativo ante los lamentables hechos de violencia acaecidos”, al tiempo que exhortó al ejecutivo estatal Miguel Alonso Reyes a suspender de inmediato su gira de trabajo por el paí­s asiático.

Estimó que el estado y su población “vive una situación de extrema violencia y psicosis colectiva, que no puede ser minimizada por las autoridades  estatales” e hizo un llamado a  Alonso Reyes a asumir su plena responsabilidad por la tutela en materia de seguridad publica en  la entidad.

“Ya basta culpar a la administración pasada  y desorientar a la ciudadaní­a con retórica, ya que sólo evidencia la completa incapacidad de su gobierno para hacer frente a este tipo de fenómenos”.

Hiriartt Estrada exhortó a los diferentes órdenes de gobierno a garantizar la seguridad de la ciudadaní­a, al tiempo que calificó como aberrante  la postura de minimizar los hechos delictivos y el choque de grupos armados y corporaciones policiacas en Zacatecas.

Por su parte, en conferencia de prensa, los diputados federales del PRD Claudia Anaya Mota, José Narro Céspedes, Samuel Herrera Chávez y Federico Ovalle Vaquera, fijaron su posición “respecto a los lamentables hechos de violencia que ha vivido el estado de Zacatecas durante los pasados dí­as”.

Coincidieron al mencionar que para los diputados federales, “es una obligación y un compromiso estar con el pueblo zacatecano en los momentos difí­ciles, en los momentos buenos, en los momentos los malos, en los complicados y en todas las situaciones” y destacaron en términos generales que “la problemática de la inseguridad tiene un origen, que es la clara consecuencia de la delincuencia organizada”.

Zacatecas está en llamas y no hay visos de ninguna respuesta coordinada y efectiva

Fue el diputado Francisco Carrillo Rincón quien en una conferencia de prensa quien señaló que con los actos violentos vividos tanto en la capital del estado como en la zona conurbada, así­ como los suscitados en el cañón de Juchipila, grupos de la delincuencia organizada demostraron dos situaciones: primero, que la estrategia para enfrentar la grave situación de seguridad no ha funcionado o segundo, que tal estrategia no existe.

En ese momento, el legislador del PRD exigió el regreso del Gobernador Miguel Alonso Reyes que se encontraba en Japón y la renuncia del Secretario General de Gobierno, Esaú Hernández Herrera, del Procurador General de Justicia del Estado, Arturo Nahle Garcí­a y del Secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto Ortiz, “quienes han demostrado su incapacidad para afrontar el peligro que ha inundado al estado”. Además de la renuncia también del vocero gubernamental.

“Es claro que Zacatecas está en llamas y no hay visos de ninguna respuesta coordinada y efectiva”, afirmó el diputado del PRD.

La sociedad y la Universidad no pueden ser rehenes de la violencia, ni ser presa de una psicosis

En un comunicado  dirigido a la sociedad zacatecana y a los universitarios,  la  Universidad Autónoma de Zacatecas fijó una postura ante los hechos ocurridos en la que manifestó su “preocupación por los niveles de violencia con que los grupos delictivos vulneran la paz social y afectan la normalidad con la que deseamos seguir viviendo los zacatecanos”.

En el documento, se señaló que la situación “requiere la voluntad y la participación de todos los actores sociales, de los tres niveles de gobierno, de los diferentes institutos polí­ticos, de la sociedad civil, de las instituciones educativas y los medios de comunicación”.

Se aseguró que “la  responsabilidad de mantener la seguridad pública, el ambiente de paz social, de gobernabilidad y resguardo de la vida y propiedades de los ciudadanos es del Estado Mexicano en sus tres niveles de gobierno”, y que la UAZ, como la institución educativa más grande e importante del Estado de Zacatecas,  “asume la responsabilidad que le corresponde en su ámbito y se avoca en las medidas de seguridad y protección para la comunidad universitaria”.

Se advirtió asimismo que “la sociedad y la propia Universidad no pueden ser rehenes de la violencia, ni  ser presa de una psicosis” por lo que se tomó la decisión “de seguir con nuestras tareas y actividades, continuar todos, alumnos, docentes y trabajadores, fortaleciendo las funciones sustantivas y adjetivas”, por lo que se solicitó a las familias de los alumnos “para que acudan normalmente  a sus clases, teniendo como premisa y preocupación fundamental, la seguridad y la integridad de los jóvenes”.

Voces ciudadanas se dejaron escuchar

Tras los hechos ocurridos, también voces ciudadanas se dejaron escuchar y destacaron que “las crónicas, las noticias y los rumores, van  dando cuenta de que  los habitantes de esta otrora pací­fica ciudad, enfrentamos  una realidad muy distinta a la de hace años”.

Rosa Elisa Acuña, afirmó que “como sociedad civil tenemos una tarea importante de voltear nuestra atención al seno de nuestras familias,  inculcar valores que  rechacen la violencia en cualquier expresión. Hacer de nuestros hijos seres felices que no admitan bajo ninguna circunstancia estos  esquemas de violencia que nos empeñamos en heredar, y sobre todo, con pequeñas pero contundentes  actitudes  esforzarnos por cambiar una cultura de la violencia que parece se arraiga hondamente en nuestra sociedad”

Estas reflexiones fueron compartidas por otras personas que señalaron que “tenemos que estar atentos como padres de familia o sociedad civil para hacer nuestra parte” y que “desde la familia hay que hacer mucho por los hijos, educarlos y fomentar valores”.

La situación de inseguridad continúa, los narco bloqueos se repiten, en julio del año pasado, ahora en enero, los enfrentamientos entre policí­as tanto federales como estatales y elementos del Ejército Mexicano siguen y han llegado a la gran mayorí­a de los municipios del Estado, Villa de Cos, Pánuco, Guadalupe, Zacatecas, Tabasco, Teúl de González Ortega, Tepetongo, Jerez, por decir algunos.

Lamentablemente, la violencia se ha inmiscuido en las vidas de todos los zacatecanos.

[nggallery id=297]

*

*

Top
CLOSE
CLOSE