REFUERZAN SISTEMAS DE VIGILANCIA EN EL CERESO DE ZACATECAS

Foto: MIRADOR

Zacatecas, Zac.- Arturo Nahle Garcí­a, titular de la Procuradurí­a General de Justicia del Estado de Zacatecas (PGJEZ), aseguró que a nivel nacional el sistema penitenciario requiere una sacudida muy fuerte y destacó que en el caso de Zacatecas “tenemos la fortuna que no hay sobrepoblación penitenciaria y hemos reforzado los sistemas de vigilancia después de la mega fuga que hubo en mayo de 2009”.

Señaló que el sistema penitenciario nacional está pasando por la peor crisis de su historia, ya que los Centros de Readaptación Social (CERESO’s) de nuestro paí­s “no solamente son inseguros, no solamente son establecimientos donde hay corrupción, también son CERESO’s en los que lamentablemente se dan fenómenos como los que hemos visto en Nuevo León y otros estados”.

Consideró además que estos sitios “no cumplen con su propósito: el de la reinserción social, no rehabilitan, no readaptan, pareciera que son escuelas del crimen”.

Nahle Garcí­a mencionó además que para evitar que pudieran llegar a nuestra entidad los reos que se fugaron de Monterrey, “tenemos un operativo conjunto con corporaciones de seguridad y con los estados vecinos en los principales accesos de nuestro Estado, sobre todo los que van hacia Durango, hacia Torreón y Chihuahua y también el que va a Saltillo y Monterrey”.

EN BREVE INICIARí ACTIVIDADES CENTRO DE OPERACIӓN ESTRATí‰GICA PARA EL COMBATE AL NARCOMENUDEO

Por otra parte, el fiscal del estado zacatecano informó que en breve y luego de un convenio firmado con autoridades federales, “se nos entrega ya la posesión jurí­dica y material del edificio que fuera de la PGR donde se va a instalar el Centro de Operación Estratégica para el Combate al Narcomenudeo”.

Agregó que dicho centro iniciará operaciones dentro de poco tiempo y contará con un presupuesto inicial de más de 15 millones de pesos.

Reconoció que “el narcomenudeo es un problema muy serio en todo el paí­s y Zacatecas no es la excepción”, ya que continúan “las famosas tienditas o la gente que afuera de algunas escuelas se dedican a vender tachas u otras drogas”.

Aseguró que “justamente desde ahí­, vamos a desplegar nuestra estrategia para el combate al narcomenudeo, que es el último eslabón de la nefasta cadena del narcotráfico”.

Expresó que es a través de los narcomenudistas como finalmente llega la droga a los consumidores “y en los últimos dos o tres años, la verdad que ni la federación ni los estados le hemos apretado a ese tema lo suficiente”.

Lo anterior –dijo-, “porque se hizo una reforma a la Ley general de salud y al código penal federal en el año 2008 donde estos asuntos ya no competen a la federación sino a los estados, pero también en un artí­culo transitorio se dispuso que la responsabilidad pasarí­a a los estados con todo y recursos, con dinero para hacerle frente al problema y no nos habí­an transferido dinero”.

Por ello, comentó que en los últimos dos años, “la federación no le entraba porque ya no tení­a facultades y los estados no le entrábamos porque no tení­amos dinero, por lo que habí­a que romper este cí­rculo vicioso”.

“Se rompe –aseguró-, con la llegada de recursos para el establecimiento de este centro de operación estratégica y con la entrega de este edificio que nos hace el gobierno federal a quien le reconocemos y agradecemos su disposición”.

EL MARTES, PRESENTARí PRUEBAS EL MP EN EL CASO DE LA MAESTRA ESMERALDA

Respecto al caso del asesinato de la maestra Marí­a Esmeralda ílvarez y su hijo, Alfredo Muñiz ílvarez, el procurador señaló que este martes  28 de febrero, cuando se lleve a cabo la audiencia de César Oribe Ayón, el Ministerio Público presentará diversas pruebas ante el juez.

Dijo que están esperando además los resultados de laboratorio de genética “donde estamos realizando estudios de ADN a las prendas tanto de la maestra como de su hijo y de los elementos que utilizaron para privarlos de la vida”, pues afirmó que fueron asesinados mediante asfixia, porque “parece que fueron ahogados o estrangulados.”

Nahle Garcí­a expresó que “pensamos que no fue un secuestro porque no tiene el modus operandi ni las caracterí­sticas propias de un secuestro, nadie secuestra a nadie simplemente para matar, los secuestros son para pedir una cantidad o algo a cambio de la liberación de los rehenes, aquí­ solamente se los llevaron para ejecutarlos”.

“Vamos a ver qué resuelve el juez, si considera que esas pruebas son suficientes o no para presumir que su marido pudo haberla privado de la vida a ella y a su hijastro Alfredo Muñiz ílvarez”, mencionó.

“Mientras eso no ocurra, mientras no haya una sentencia definitiva que lo declare como responsable de este doble asesinato, vamos a respetarle su garantí­a constitucional de presunción de inocencia”, puntualizó finalmente el procurador.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE