LOS SPOTS PRESIDENCIALES MIENTEN

Por: Héctor A. Alvarado Gómez*.

A la memoria de Juan Ángel Castañeda Lizardo y de las otras 7 personas que perdieron la vida en el accidente del lunes 10 de febrero.

Han pasado ya los primeros 45 días del 2014 y los múltiples beneficios que -según los spots de la Presidencia de la República- traería consigo la Reforma Energética y no se ven por ningún lado. Ni han bajado los precios de la gasolinas, ni de la luz, ni del gas, ni hay energías nuevas y más limpias, ni hay nuevos empleos, ni se pagan mejor los que ya existen, ni absolutamente nada.

Ese mundo maravillosos que pintan los spots del gobierno federal, no existe en la realidad de todos los mexicanos. Basta escuchar la radio o ver la televisión para darse cuenta que la estrategia de comunicación del gobierno federal atiende a la máxima de la propaganda hitleriana de que “una mentira dicha mil veces se convierte en verdad“, porque en cada corte comercial de la radio y la televisión nos presentan, por lo menos, dos o tres spots oficiales sobre la Reforma Energética; en unos prometen que con esta modificación constitucional habrá más inversión en nuestro país, por ende más empleos y mejor pagados; mientras que en otros aseguran que los efectos que se lograrán con esta reforma serán la disminución en el recibo de la luz y el gas.

Pero todo eso es mentira, los mexicanos seguimos pagando lo mismo o más por el uso de los combustibles. Contrario a lo que dicen los spots, ya llevamos dos gasolinazos en lo que va del año, el recibo de la luz sigue llegando igual o más caro, el precio del gas LP se aumentó considerablemente y consecuencia de todo ello se ha provocado una escalada de aumentos, que en Zacatecas la vemos reflejada en la tarifa del transporte y en el costo del kilo de tortilla.

México está muy lejos de ser salvado por Enrique Peña Nieto, como se anuncia en la portada de la revista Time. El contraste de la realidad indica que los ciudadanos sufrimos diariamente los efectos de la depresión económica, del alza en los precios, de la pesada carga de los nuevos impuestos producto de la Reforma Hacendaría y del nulo aumento salarial.

Estos golpes a la economía de la gente ya tienen sus efectos en la popularidad del priísta que ocupa la residencia oficial de Los Pinos, la última evaluación del Periódico Reforma indicaba que sólo el 44% de los mexicanos aprueban su gobierno, otorgándole una calificación promedio del 5.5 en una escala del 1 al 10.

La Reforma Energética (que permite la inversión privada en la explotación del petróleo) está muy lejos de otorgar los resultados que presumen los spots de Peña Nieto, y entorno a ella hay una estela de duda para los posibles inversionistas, pues podría ser revertida en el 2015 si se logra realizar la Consulta Ciudadana que propone el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y a la que se han sumado millones de mexicanos solicitando con su firma al Congreso de la Unión que se realice.

Los bolsillos de los mexicanos sólo han sentido los efectos negativos de las reformas presidenciales, no hay más empleos, no hay mejores salarios, la gasolina, el gas, el transporte, las tortillas, la luz están más caros y los salarios no aumentan; en general los costos de la vida son más caros que antes. El rumbo del actual gobierno federal no es distinto al de los mandatos panistas, es decir, muchos spots mostrando un México maravilloso que nada tiene que ver con la realidad que vivimos los habitantes de este país.

—————

*Conductor del programa radiofónico Lo Cotidiano, que se transmite todos los martes a las 9 de la noche en el 89.9 FM, Sonido Estrella.

Twitter: @hectoralvaradox

Correo: [email protected]

 

Noticias relacionadas

*

*

Top