Le apuesta ayuntamiento de Guadalupe a la prevención del delito: Luévano Ruiz

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zact.-Roberto Luévano Ruiz, alcalde de Guadalupe, informó ante los medios de comunicación que el año pasado se agotó la agenda que estaba prevista para el municipio en cuanto a las evaluaciones de control y confianza, que es lo más complicado que se ha tenido que sortear para poder contratar a nuevos elementos. Sin embargo, señaló que la convocatoria sigue abierta y por el momento se lleva a cabo el proceso de depuración de cerca de 60 expedientes.

Agregó que se revisan que su título no sea apócrifo, que se cumpla con los requisitos, con la edad, y haciendo una entrevista previa, máxime que ahora subió el precio de los exámenes de control de confianza de 3 mil a 8 mil pesos.

Tenemos que ser muy cuidadosos con el recurso y tratar de que la mayoría de quienes presentan su examen puedan se acreditados. El gran problema de hoy en día es que “nadie quiere ser policía y más con los requisitos”, dijo el edil.

Ahora que acudimos a la conciliación del Subsemun se nos ha pedido como obligatorio que acrediten un examen con información inicial policiaca, ya que quien no lo acredite no podrá estar en la corporación, advirtió.

Las reglas de la Ley de Seguridad Pública están cada vez más estrictas y nos obligan a tener una policía en las mejores condiciones, pero esto nos ha complicado mucho el proceso de dar de alta a nuevos elementos.

Aprovechó la presencia de los medios informativos para convocar a la ciudadanía para que se acerque a la Dirección de Seguridad Pública municipal y que lleven sus documentos para que puedan ser considerados en la nueva y depurada policía de Guadalupe.

En 2014 se gastó en cada efectivo 3 mil pesos para los exámenes, en tanto que el curso de formación inicial lo regala el Instituto de Formación Profesional, pero son cerca de 5 mil pesos por cada elemento para que pueda ser dado de alta. Ahora el gasto tendrá que ser de aproximadamente 15 mil pesos, ya que el curso tendrá que ser más eficiente y es posible que no se incorpore el ayuntamiento al paquete de cursos que se ofrecen sin costo, agregó. Además, se buscará otorgarles una beca antes de darlos de alta y de que aprueben el curso.

Por el momento hacen falta 40 elementos, y se espera que en el próximos dos o tres meses se cubran las vacantes, dijo.

Del Subsemun son dos programas los que se manejan en materia de prevención del delito, dentro del programa Jóvenes en Prevención, en el cual se han invertido 2 millones de pesos. Este proyecto va ligado al programa de sondeo y diagnóstico que se realiza. El gran problema de Guadalupe tiene que ver con este sector, sobre todo en los menores de edad, quienes no han encontrado una vocación económica y que el vicio y la delincuencia se conforman en una salida para ellos.

Además, se aplica en 50 jóvenes que son reincidentes, es decir, que estén en el “padrón de clientes frecuentes de la Policía Municipal”, donde hay cerca de 400 jóvenes, para que sea encausado. Si están en la Plataforma México, se les va a pagar una beca para que haga algún tipo de trabajo social y que retribuya algo a su comunidad. Esto puede ser desde pintar fachadas, limpiar colonias, aparejado a un programa de concientización y de opciones productivas económicas ligadas a Pronapred, programa del cual se dispone de 20 millones de pesos.

Señaló que de esa cantidad, 6 millones de pesos serán destinados a la construcción de una unidad deportiva que se efectuará frente a la colonia Villas de Guadalupe, sitio en donde se localiza el polígono más conflictivo de la actualidad.

Por otro lado, se dará capacitación a través de las redes sociales para que los padres de familia sepan qué hacer en caso de que tengan la sospecha de que sus hijos consumen alguna sustancia prohibida. Estos es, agregó, desde identificar si el olor en el pelo del muchacho es peculiar, ya se implica que consume mariguana, por ejemplo.

También se darán cursos de distintos deportes y se reactivará el gimnasio en Tierra y Libertad para que los muchachos canalicen sus energías en la práctica de alguna disciplina, desahogando su energía pero con un programa.

De igual forma, se impartirán clases de música a jóvenes en los polígonos más problemáticos, y quien pueda destacar será canalizado a la Banda de Música de Guadalupe. La idea es cambiarle un arma o un cuchillo por un instrumento musical, comentó Luévano Ruiz. Para ellos se les otorgará una beca aproximada de 2 mil pesos mensuales durante 10 meses.

El Sistema de Seguridad Pública ha marcado tres polígonos como conflictivos, uno es Villas de Guadalupe, Tierra y Libertad y Ojo de Agua de la Palma. Cada uno tiene sus circunstancias, pues en unos hay muchos robos y en otros no, pero ahí viven los delincuentes. Lo que sí se encuentra en los tres polígonos es que la mayoría de los que cometen algún delito, incluso los que están recluidos en el Centro de Menores o en el Cereso, todos tienen domicilio en esas áreas, además de que la mayoría tiene entre 15 y 23 años de edad.

Uno de los proyectos probados es que el año pasado se tomaron 25 muchachos para darles una capacitación un oficio y se les dieron 25 mil pesos para que pudieran iniciar sus propios negocios. Si no se resuelve el problema económico de raíz, se va a seguir teniendo el mismo conflicto con los muchachos, enfatizó el alcalde. Ese es un diagnóstico que se tiene y se está apostando.

Los delitos más frecuentes en el municipio son los robos a casa habitación y los robos a pequeños comercios y tiendas de conveniencia. Se brincan con mucha facilidad a las casas y se llevan computadoras, joyas u otros para mantener el consumo de alguna droga.

El mejorar la condición económica de esta gente ayudaría mucho a resolver los grandes problemas de la localidad, insistió, de manera que se ve con buenos ojos la participación de la iniciativa privada. Muchos de estos jóvenes son hijos de madres solteras y las mamás se tienen qué salir a trabajar todo el día, descuidando a sus menores y dejándolos a merced de malas influencias.

Referente a la reducción presupuestal que se anunció a nivel federal, aseveró Roberto Luévano que se espera que los programas torales no se afecten. Los programas sociales deben seguir intactos, de forma que lo que se puede reducir es, por ejemplo, el tema del gasto corriente.

Tenemos claro que en el Fondo Único de Participaciones, que tiene que ver con obra social, sí va a realizarse un recorte, pero se tiene un presupuesto austero para enfrentar cualquier eventualidad.

Prueba de ello es que ya se tienen tres nuevas lecherías en Guadalupe con ahorros para la ciudadanía, y se buscará hacer más eficiente aún más el uso de los recursos.

Otro de los problemas graves en la demarcación es que se tienen 213 colonias irregulares, producto de un gran crecimiento poblacional, lo que lleva a que en esos lugares no se cuente con agua potable ni servicios. Sin embargo, señaló que no se puede iniciar con el tema de los servicios hasta que se regularicen.

Finalmente, indicó que se buscará la manera de que la estrategia de regularización vaya aparejada con una de servicios. “No podemos ser tan irresponsables de regularizar 40 mil lotes que se tienen en esas condiciones y no tener los servicios”. Esto va también de la mano con el aspecto de factibilidad de agua potable, ya que si no se tiene este rubro no se puede resolver el otro aspecto. La idea es que este año se regularice de 20 mil a 3 mil 500 lotes, añadió el presidente municipal.

 

 

Etiquetas
http://www.issstezac.gob.mx/

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE