Programa La Escuela es Nuestra podría prestarse a corrupción: CMIC

Por Josefina Casas Fernández / MIRADOR
Zacatecas, Zac.- Jorge Eduardo Hiriartt Franco, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Zacatecas manifestó su preocupación de la puesta en marcha del programa “La escuela es nuestra”, debido a que no existe información oficial sobre las reglas de operación para la correcta comprobación y aplicación del recurso federal.
Así lo informó luego de que Verónica Díaz Robles, delegada estatal de Programas para el Desarrollo en Zacatecas, informara que el pasado jueves iniciaron las primeras asambleas escolares del programa “La escuela es nuestra”, para la integración de los comités, que administrarán 14 millones de pesos de 123 escuelas ubicadas en comunidades alejadas de la entidad y que fueron beneficiadas en una primera etapa.
El presidente la CMIC en Zacatecas dijo que desafortunadamente desconocen quién va a ejecutar dichos recursos. Porque a la fecha, agregó, lo único que tienen claro fue lo expresado por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, referente a que el recurso saldrá directamente de la tesorería a las escuelas, sin intermediarios para que llegue intacto el recurso, “pero no dijo para que se verifique la correcta ejecución del mismo, entonces esa parte si nos preocupa mucho”.
En entrevista para periodicomirador.com refirió que tanto a él como a los agremiados a la CMIC, también les preocupa el hecho de que sea el magisterio por un lado, los padres de familia y los alumnos por otro, los que se encargarán de ejecutar la obra pública.
Hiriartt Franco manifestó su deacuerdo ante esta situación, porque “lo único que va a provocar será la falta de trabajo, que por cierto, es un gran apoyo para las micro, pequeñas y medianas empresas este tipo de obras y de proyectos, como lo fue el programa de “Escuelas al cien” en donde a Zacatecas se le benefició por arriba de los 800 millones de pesos”.
Sin embargo, dijo, esos cambios en la ejecución de la obra pública derivarán en el estancamiento de la economía local, no sólo para el constructor, también para los otros tres de cuatro sectores que dependen de la construcción.
Recordó que un programa similar hace algunos años ya se había implementado, “ahorita no recuerdo el nombre que tenía, creo que escuelas dignas o escuelas de mejora no recuerdo cómo se llama el programa, pero déjame te digo que los mayores actos de corrupción fueron a través de ese programa, ya que hubo directores y maestros que pedían cosas extras a los contratistas que de manera informal subcontrataban, no les daban facturas, no había cómo comprobar esa parte tan esencial, como es la comprobación fiscal, es más, ahora quién va a tributar”.
En aquel momento, agregó, “se vivió hace 4 o 6 años más o menos, no fue reciente, pero no funcionó ese programa, porque había maestros que inclusive pedían hacer obras particulares en sus domicilios o no tenían manera de comprobar el dinero, hubo denuncias de que inclusive hubo quien compró vehículos en lugar de ejecutar obra pública en su escuela”.
El presidente la CMIC en Zacatecas declaró que la implementación del programa federal “La escuela es nuestra” en la entidad, también “se presta mucho a que no exista una fianza que garantice la correcta ejecución de la obra, la fianza de anticipo y la fianza posterior a la ejecución de la obra, de vicios ocultos que durante un año, de la certeza de que las cosas se hicieron bien, de manera correcta y que al menos por ese año, sí va a estar garantizado el trabajo por el cual fueron contratados”.

Etiquetas

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE