En la Iglesia difícil implementar medidas de austeridad, no tenemos ingresos seguros: Obispo

Zacatecas, Zac.- “Yo haría un llamado a que seamos todos sensibles. En lo que corresponde al gobierno, políticas sociales que de verdad vayan a apoyar a que la gente salga adelante. No resolver un problema de inmediato dando dinero, sino viendo un poco más hacia el futuro, cómo vamos a ser productivos con ese dinero” afirmó el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, ante el difícil escenario económico en el país y en la entidad por las reducciones presupuestales del próximo año.
En su conferencia dominical, no obstante el panorama adverso que se prevé en 2020, reconoció que en la iglesia no han tomado medidas de austeridad, pues refirió,“como institución todavía no tomamos medidas, porque nuestra forma de trabajar es muy diferente. Nosotros tendríamos que trabajar por presupuesto y aprobar esos presupuestos para todo el año, pero eso va muy lento porque no hay ingresos seguros”.
Comentó más adelante que recientemente ha visto “el mismo lamento en todas partes, esto aplica a todos los estados de la república y aplica, obvio, a las dependencias, a los municipios, a nadie nos gusta que nos bajen el sueldo, que nos bajen recursos, pero tenemos que ser muy realistas y ser exigentes, para que lo que se está haciendo vaya a ayudarnos a salir adelante”.
De lo contrario, puntualizó, “en el momento que veamos que esto no está funcionando, yo creo que todo ciudadano tiene derecho también a expresar, a manifestarse, porque vamos de por medio todos. Acabo de estar con gente de Sinaloa, Baja California, Sonora y es el mismo lamento”.
Consideró de igual manera, que esta situación, “también es una oportunidad para sacar lo mejor de nosotros mismos, yo nunca he creído que las crisis sean mayores que nuestras posibilidades. Es una oportunidad para sacar lo mejor y apoyar realmente a las personas que más lo necesitan”.
El Obispo de Zacatecas, respecto a las medidas de austeridad ante posibles recortes presupuestales del siguiente año, externó que nadie mejor que la gente del campo para opinar sobre las afectaciones que esto traerá, ya que dijo, “ellos están ahí en el campo literalmente, saben mucho mejor que uno las necesidades, las urgencias, lo que hay en este momento, al que hay que añadirle otro tipo de variables, por ejemplo, la sequía. No ha llovido en la mayor parte de nuestro México. Entonces se vienen condiciones que van a influir negativamente, si a esto le sumamos un recorte. Yo creo que la situación puede ponerse de difícil a grave” concluyó.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE