En julio iniciarán obras de mantenimiento al teleférico; costará 80 mdp: Ibargüengoitia

Zacatecas, Zac.-Pese a que se había hecho público que en cuanto terminara el Festival Cultural iniciarían las labores de mantenimiento a las instalaciones del teleférico, en la capital del estado, Álvaro Elías Ibargüengoitia, director del DIF, dijo que la obra se ha retrasado “más de lo que se hubiera querido”, pero que esto no afecta los ingresos que el Sistema tiene por este concepto. El teleférico sigue funcionando bien, pero los trabajos iniciarán a finales del mes de julio o principios de agosto.

El costo será de alrededor de 80 millones de pesos, y el retraso se debió a retrasos en lo administrativo y en el presupuesto, en tanto que para diciembre serán las primeras pruebas de las nuevas instalaciones. En ese entonces, dijo, los usuarios podrán disfrutar de los paseos los fines de semana, mientras que los otros días serán utilizados para pruebas.

Inicialmente la obra tenía un costo de 70 millones de pesos, pero se paga en moneda extranjera a la empresa y habrá que realizar algunos movimientos que no estaban contemplados.

El presupuesto se obtuvo por gestión del gobernador del estado ante la Secretaría de Hacienda, señaló el director. Además, se tiene considerado que hasta el mes de marzo de 2016 se lleve a cabo la reinauguración, una vez pasado el periodo de pruebas.

El tiempo que estará sin servicio dejará entre 3 y 4 millones de pesos de pérdidas, lo que traerá deficiencias en los sistemas alimentarios, tema en el que se plica la mayor parte del presupuesto del DIF.

Esta situación se solventará, en cierta medida, con los ingresos que se asignaron con la administración del estacionamiento en la plaza Bicentenario, agregó, aunque “nunca es suficiente”.

Ya se había realizado en 2007 una remodelación del teleférico, señaló, y se ampliaron las instalaciones. Ahora se va a respetar la infraestructura, pero se va a reponer cabinas, cables, lo eléctrico y algunos otros aspectos. Tiene ya 36 años y la tecnología nos rebasó.

“Creemos que va a ser un impacto visual mucho más vistoso, ya que serán ahora 4 cabinas, modernas, aunque las actuales están en buenas condiciones”, añadió la directora del teleférico.

En otro tema, Álvaro Elías señaló que el tema de los niños jornaleros es muy importante, ya que se llevan a cabo acciones. Se esperan 29 mil 600 niños para esta temporada de cosecha, dijo Ricardo Rosales, encargado de la sección, pero habría que analizar la cifra, porque cada año baja el número de familias que llegan a los campos zacatecanos.

En primer lugar, éstas van encaminadas a vigilar los derechos de estos infantes, quienes tienen múltiples actividades, y cuyas familias ya vienen contratadas. Para ello, se hacen recorridos por la comunidad de Río Florido, en donde se tiene el mayor número de familias, en coordinación con la Sedesol.

Se busca supervisar la educación, la salud y el buen trato a los infantes, y principalmente con la organización del lugar, lo mismo que la alimentación. En este tema, aseguró, se estableció una cocina para las familias, que principalmente vienen de Michoacán.

Esta cocina era temporal, pero ahora se mantiene de manera permanente. Además, se aplican otro tipo de programas, y este año se espera que entre abril, mayo y junio, los meses más fuertes de trabajo, estar preparados para realizar las cédulas de familia, de manera que se pueda elaborar un censo confiable para emprender actividades concretas.

Si se llegara a presentar alguna situación de abuso, incluso de tipo sexual, el DIF estaría presente, advirtió.

Cuando se habla de cifras de este tamaño hay que particularizar, ya que no es cosa de ver a tanto niño en las calles buscando el sustento. Cuando se hace la encuesta se aplica a los padres de familia, por lo que se elevan las cantidades, de manera que hay que diferenciar lo que es el trabajo urbano-marginal y lo que es el trabajo en el campo.

Por otro lado, señaló que se tienen adeudos de los municipios en lo que se refiere a las cuotas que se deben entregar al SEDIF, siendo estos los de menores recursos. Algunos de ellos cargan un adeudo desde administraciones anteriores, pero ya varios se han estado poniendo al día. Algunos de ellos deben hasta 200 o 300 mil pesos, lo que afecta la realización de los programas. Son pocos los que van al día.

Se está en negociaciones con los alcaldes para que ellos ofrezcan la forma en que se podrán poner al corriente, y entre todos los ayuntamientos se tiene un total de deuda por el orden de los 3 millones de pesos, aunque hace algunos meses llegaba al doble. Actualmente el costo de las despensas alimentarias para la gente, dijo, es de 8 pesos, pero es necesario que los municipios sigan aportando sus respectivas cuotas.

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top