DIPUTADOS DE ZACATECAS, DE ACUERDO EN QUE SE LES PRACTIQUE EL ANTIDOPING

Zacatecas, Zac.- Los legisladores de Zacatecas estarían de acuerdo en que se les practique un antidoping y consideran, en su mayoría, que sería parte de las acciones de transparencia que cualquier persona que ejerce una función pública debería de hacer.

Mirador realizó un sondeo entre diputados de las diferentes fracciones parlamentarias que conforman la LXI Legislatura del Estado, luego de que a nivel nacional, surgiera una iniciativa de ley que presentará ante el Congreso de la Unión, el diputado del PAN, Gabriel de Jesús Cárdenas, en la que se propone que sea obligatoria la prueba antidoping para cargos de elección popular, incluidos los de presidente, legisladores, ministros de la corte y secretarios de estado.

Los diputados zacatecanos consideraron que de practicarse esta prueba, obtendrían más confianza de la ciudadanía.

La diputada María Guadalupe Medina, coordinadora del grupo parlamentario del PANexpresó que “no tiene nada de malo, si bien a lo mejor es violatorio de una ley, creo que en ningún momento alguien se opondría, no creo que haya una negativa, de darse el caso, pero a final de cuentas es violatorio, no está todavía considerado en nuestras leyes, pero creo que es cuestión de voluntad nada más”.

Por su parte, la diputada del PRI, Hilda Ramos Martínez aseguró que “no hay ningún inconveniente, qué bueno sería, si estamos practicándolo en otros espacios, por qué no con nosotros, con mucho gusto, qué bueno que se hiciera esa situación, de tal manera que también nosotros seamos transparentes ante la ciudadanía”.

El diputado Cliserio Del Real Hernández, también del PRI, dijo que para él “no hay ningún problema, creo que si transparentamos cualquier actividad que realice cualquier funcionario o persona que ejerza recursos públicos o que sea representante ciudadano, sin ningún problema, sería bueno para todos, estamos en esa comisión y nos daría confianza en la ciudadanía que es de lo que a veces carecemos”.

Sobre el mismo tema, Alfredo Femat Bañuelos, del Partido del Trabajo comentó que “estaría muy bien, yo creo que estaría perfecto, más vale que estemos claros que entre nosotros no haya nadie que tome sustancias indebidas e ilegales, valdría la pena, yo por mí adelante, sin que nos avisen, que llegaran y se pusieran en la puerta”.

Incluso señaló que lo ideal sería que se practicara al inicio del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones en el mes de marzo “que es cuando estamos todos los diputados, que lleguen y nos practiquen la prueba de sangre que es la mejor, porque la de orina es muy tramposa; muchos dicen que con la orina no nos van a cachar, pero con la de sangre sería mejor y sin avisar”.

También señaló que “en lo personal estoy totalmente de acuerdo, luego se dicen muchas cosas de los diputados, que son parte del rumor y qué mejor que nos hagan la prueba para que vean que no consumimos sustancias indebidas”.

El también diputado del PT, José Luis Figueroa Rangel, expresó: “yo lo vería sin ningún problema, creo que no habría grandes sorpresas, no vería también el motivo, porque la Legislatura está trabajando en orden y no tenemos ninguna observación de que aquí se esté generando la introducción de estupefacientes o drogas”.

Refirió que “yo no veo mucho problema, ojalá y no hubiera sorpresas, pero en mi caso, si es necesario para dar certeza a la ciudadanía de que aquí somos un poder que está trabajando con responsabilidad y profesionalismo, creo que la medida no sale sobrando”.

Por último, el diputado del PAN, Cuauhtémoc Calderón dijo que sería maravilloso, “creo quese ha usado como un ardid publicitario en las campañas electorales”.

Señaló que en un sentido de congruencia y de legalidad, “me parece que si nosotros estamos teniendo una situación de violencia muy compleja en todo el país, en todo América y tenemos muertes cotidianas precisamente porque se venden productos ilegales, básicamente relacionados a los estupefacientes y que alguien que ejerce una función pública, los consuma, me parece que es algo que no solamente es un contrasentido, sino que es algo de muy poca ética política y ética social, entonces yo estoy completamente de acuerdo.

Es más, yo sería el primero que lo hiciera y no tengo ningún problema porque creo que es una obligación de quienes servimos y de quienes obtenemos una remuneración pública, que demos la cara y digamos que nosotros estamos al margen de cualquier tema ilegal, con respecto a un consumo.

Esto, “aún y si fuera sobre una decisión personal sobre tu cuerpo y sobre tus posibilidades de elección con respecto a esos estupefacientes, pero creo que al final, los temas ilegales en un estado o nación, que tiene unas reglas muy escritas y muy particulares, no puede alguien que tiene una función pública, romperlas”.

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE