La Rendija… “Lástima, Margarito…”

La Rendija.

Staff / MIRADOR

“Lástima, Margarito…”

Tal vez se vio de repente envuelta en el tema; quizá fue sorpresiva la pregunta directa o posiblemente se sintió acorralada. El chiste es que la diputada local María Navidad de Jesús Rayas Ochoa soltó la sopita, y la realidad es que se sigue utilizando dinero público para uso discrecional de los diputados. Siguen vigentes, aunque con otro nombre y de manera simulada, las famosas Herramientas Legislativas, reconoció.

De todos es sabido que se contempla una partida de 180 mil pesos por mes para cada representante popular para “actividades legislativas”, lo que les patrocina “contratación de asesores y estudios de investigación”, dijo la diputada, quien, por cierto, manifestó que solamente disponía ella de “entre 70 mil y 80 mil pesos cada mes”.

Aquí tenemos un par de problemas. El primero, que se presta el recurso para emplearse en la autopromoción de la persona, es decir, ir preparando el colchón para lo que sigue. Si bien es cierto, algunas personas se benefician con aparatos ortopédicos, despensas, ayuda escolar y otros menesteres, queda con el compromiso de seguir “apoyando” al político, ahora en la búsqueda de las presidencias municipales u otros cargos.

La función del legislador no es dar dinero, sino proponer la debida legislación que ayude a crear una condición de justicia social en todos los ámbitos, de manera que existen las debidas instancias para canalizar ese soporte monetario. Es éste el segundo de los inconvenientes, pues por hacer la junta de vecinos, de conocidos o de “beneficiarios”, no se cubre el mínimo de requerimientos de una curul.

Aquí reside una consecuencia grave, pues las faltas en los integrantes del Poder Legislativo son muchas, al grado que la presidenta de la Mesa Directiva, Susana Rodríguez, dijo de manera enfática: “no hemos tenido una sola sesión donde hayan estado presentes los 30 diputados”.

El tema da para mucho, pero por lo pronto sólo lo dejamos en la mesa.

Más muertitos…

Siguen las balaceras, los muertitos, los hallazgos de cadáveres… No se ve para cuándo termine la ola de violencia que sacude la capital del estado y la mayoría de los municipios y es evidente que la delincuencia ha superado en mucho a los esfuerzos realizados por las autoridades en la materia.

Se le apuesta a la llegada de la Guardia Nacional, pero aún falta para eso. Es posible que para septiembre, pero no hay certeza.

De momento siguen algunas corporaciones municipales sin elementos policiacos y, la mayor parte, sin el número requerido para salvaguardar la integridad de las familias. De lo más reciente es el caso de la persona ultimada por resistirse al despojo de su unidad de motor y las personas ejecutadas en los rumbos de la zona de tolerancia, en Guadalupe.

Mientras tanto, nos preparamos para la Feria Nacional de Zacatecas, qué caray.

Aduladores, amigos del poder y del dinero…

Es lamentable ver como en este quinquenio hay muchos porristas amigos del poder y del dinero, los cuales, a sus jefes o compañeros de trabajo les festejan todo, aunque sepan que están mal, por lo que política y socialmente los dejan en ridículo,  sobre todo en redes sociales; ahaaa pero sigan creyendo en esos improvisados que se creen social media, comunicadores y es más hasta hechiceros… jajajajaja ahaaaa raza, es más chiquitibum bombitas y para que sigan en su chamba, que naaaaaaaaadie te diga que estás mal.

El cerrojo…

Si no me crees pregúntale a san face…

Etiquetas
http://www.congresozac.gob.mx/63/inicio

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE